Fresneda sobre los dichos de Bustos en torno a la dictadura: “Este nivel de negacionismo no puede suceder en los ámbitos institucionales”

El legislador de Córdoba Podemos y miembro fundador de HIJOS (Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio), Martín Fresneda, se refirió a los dichos del concejal Hugo Bustos en torno a la última dictadura cívico militar.

Vale recordar que Bustos fue denunciado por la concejala Laura Orce por haber sugerido como actividad para conmemorar el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, una especie “búsqueda del tesoro”. “¿Por qué no repartimos una tibia o un peroné y que salgan a buscarlos?”, habría dicho Bustos a modo de “chiste”.

Fresneda dijo que “de confirmarse los dichos, sería muy grave”. No obstante, reparó en las declaraciones posteriores de Bustos, donde definió al 24 de marzo como “el día de los desaparecidos” y agitó la ‘teoría de los dos demonios’ al decir que “hay gente que ha perdido sus familiares no sólo de un lado, sino también del otro”.

“Claramente de sus palabras surgió una lectura de la realidad de aquellos años, casi igual o peor que el insulto que ha generado”, opinó Fresneda y remarcó que “lo que pareciera ser un chiste o una representación del ridículo, es la historia de nuestro país, es la historia de nuestros padres”.

“Decir que ‘vamos a repartir huesos por la ciudad y que saldremos a buscarlos’ tiene mucho que ver con lo que hace un tiempo se decía de que no era real que hubiera desaparecidos o como se esparcieron los restos de nuestros padres”, expresó y añadió: “Con esas cosas no se jode y menos cuando hay víctimas cuyos restos seguimos buscando”.

“Si van a utilizar un micrófono para decir torpezas, mejor que se pongan a estudiar”, subrayó.

En este punto, vale recordar que la historia personal de Fresneda está ligada desde su nacimiento con las víctimas del terrorismo de Estado. Apenas tenía dos años cuando sus padres, Tomás Fresneda y María de las Mercedes Argañaraz, fueron secuestrados en julio de 1977, en Mar del Plata, en lo que pasó a la historia como “La noche de las corbatas”.

Entre la tarde del 6 de julio de aquel año y la madrugada del 13 fueron secuestrados otros profesionales en distintos puntos del país. La pareja de letrados se desempeñaba como abogados laboristas, tenía dos hijos (Ramiro y Martín) y esperaba la llegada de un tercero, que aún continúa desaparecido.

“No tienen la menor idea lo que significa para un ser humano que te hagan desaparecer tus padres. Y hablo de desaparición y no de muerte. La desaparición como un concepto y un estadío de perversión creado por el mismo ser humano para destrozar no necesariamente a quien resulta víctima directa, sino para desmembrar el tejido social y sembrar temor sin límites de tiempo”.

Además, consideró que “entrar en este juego de burlas, es agraviar la historia argentina y a miles de víctimas que aún estamos buscando saber cuál es el destino final que le dieron los genocidas a nuestros padres, para poder llevarles una flor y poder encontrar el amor de donde nosotros surgimos”.

“Esos ‘huesitos’ que dijo el concejal que desparramaría, son nuestros padres, nuestros seres queridos. Son los que nos dieron la vida, nos dieron amor. También se la jugaron por un país distinto y debería ser respetados”, afirmó.

Fresneda había participado de la creación de H.I.J.O.S Córdoba cuando fueron derogadas las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Como abogado, se volcó a la reapertura de los juicios por delitos de lesa humanidad. Fue querellante en los tres primeros que se lograron reabrir en la provincia y en los que fueron condenados Luciano Benjamín Menéndez y Jorge Rafael Videla.

Desde su lugar profesional, planteó la necesidad de que se sepa la verdad sobre lo sucedido. “Uno puede perdonar esas expresiones viniendo de un ciudadano común, pero no se lo puede dejar pasar para quien tiene un nivel de representación de la comunidad. Los derechos humanos son políticas de Estado desde el advenimiento de la democracia. No podemos aceptar que nadie, en el ejercicio del poder delegado por el pueblo, tenga estas actitudes tan anti Estado, anti democracia, anti historia, anti memoria”, señaló.

Sostuvo, además, que en este caso la verdad puede salir a la luz a través de una acción declarativa de certeza. Recordemos que Orce denunció lo sucedido y Bustos lo negó. A esto se suma también la desmentida de la concejala Carla Livelli, quien sólo presentó un memorándum negando lo sucedido, sin dar mayores detalles.

“Esto se debe resolver con una acción judicial, una acción declarativa de certeza para saber si ese episodio sucedió. Que luego se haga declarar a testigos, bajo juramento de decir la verdad y bajo pena de falso testimonio. De otra manera, pareciera ser que todo se relativiza”, consideró e insistió: “Este nivel de negacionismo y de provocación de la memoria, no puede suceder en los ámbitos institucionales”.

En esa línea, definió a las políticas de Memoria, Verdad y Justicia como un “pacto social” que debemos defender entre todos. “Hay un punto en el que quieren hacer creer que todo es materia opinable. Y no es así. La historia avanza y las sociedades tienen logros y conquistas. Los derechos humanos y Memoria, Verdad y Justicia son un pacto social del cual no se puede retroceder y menos se puede andar opinando livianamente”.

Nuevamente confió en el Poder Judicial como una instancia que pueda esclarecer lo sucedido. “Si esto no tiene resolución, mañana cualquier energúmeno se va aventurar a seguir diciendo barbaridades”.

 
VillaNos Radio / La Jornada
Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here