El Presidente aseguró que las obras del Gobierno “no tienen un sentido electoralista”

Fuente: Télam



El presidente Alberto Fernández destacó hoy en Mendoza que su Gobierno lleva “2.840 obras públicas terminadas en todo el país”, lo cual representa “dos obras y media por día” concluidas, y afirmó que esos emprendimientos “no tienen sentido electoralista”, pero aseveró que hasta el final de su mandato lo “van a ver seguir hablando de política”.

Además, aseguró a los ciudadanos que continuará “trabajando por ustedes, para mejorar su calidad de vida, porque es lo único que me preocupa”.

“Son 2.840 obras terminadas en todo el país desde que empezó nuestro mandato, y la verdad lo digo con orgullo, porque todo eso es mejor calidad de vida para la gente y para eso tiene sentido la política”, dijo Fernández al encabezar la inauguración de la ampliación de la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales en la localidad de El Paramillo, en el departamento Lavalle de la provincia de Mendoza.

Acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y el intendente de Lavalle, Roberto Righi, manifestó que la planta inaugurada hoy, que demandó una inversión de 3.202 millones de pesos, “es una de las cinco obras de tratamiento de aguas servidas más grandes de la Argentina”, que beneficiará a “350 mil argentinos”.

Además, permitirá llevar agua para riego a unas 4.000 hectáreas en la denominada Área de Cultivos Restringidos Especiales (ACRE), a través de tuberías de 4.600 metros de extensión, en una jurisdicción ubicada en el norte provincial, donde se registran precipitaciones escasas y temperaturas muy extremas.

Sostuvo Fernández que su Gobierno ha trabajado con Mendoza “en todo este tiempo, porque ésta no es la primera obra que hacemos en esta provincia” donde, recordó, “desde que nosotros llegamos hasta ahora, hemos invertido fondos de la Nación por 93.094 millones de pesos en infraestructura”.

Reafirmó que “de acá hasta el 10 de diciembre me van a ver seguir hablando de política, pero trabajando por ustedes, porque es lo único que me preocupa, porque soy un mandatario de ustedes y así respondo, poniendo en marcha obras concluidas”.

En esa línea, el Presidente aseguró que “recorre el país tratando de llevar soluciones para que la Argentina se ponga de pie”, y porque “no quiero volver a esa Argentina que recibimos, caída, que había abandonado todo esto, que se había endeudado en muy poco tiempo, en una situación de virtual default, donde se habían cerrado 23.000 pymes y desaparecido dos millones de puestos de trabajo”.

Para lograr recuperar plenamente el camino del crecimiento, Fernández hizo un enfático llamado a la concordia y al diálogo, al considerar que “la política no tiene ningún sentido si la vamos a usar para pelearnos, para confrontar, para gritarnos, para maltratarnos”.

“Paremos un poco, empecemos ahora que vemos un horizonte más despejado, paremos los gritos, la altanería, el maltrato, y empecemos un diálogo que sea fructífero. porque en verdad con ese diálogo va a poder crecer la Argentina que necesitamos que crezca”, exhortó.

Fernández volvió a levantar la bandera del federalismo, “que hay que recuperar para el país porque de lo contrario no va a progresar”, y tras afirmar que las obras que impulsa el Gobierno nacional en toda la Nación “no tienen un sentido electoralista”, lamentó que el reciente fallo de la Corte Suprema sobre la coparticipación le haya dado “más recursos a la Ciudad de Buenos Aires en desmedro de las provincias”.

Además, le reprochó al gobernador mendocino, Rodolfo Suárez, su ausencia en el acto de inauguración de la ampliación de la planta, y dijo que “creo que se equivocó, tal vez alguien lo confundió, yo no vengo acá a hacer campaña electoral”, pero le agradeció el transporte que puso a su disposición que le permitió llegar junto con su comitiva hasta El Paramillo.

Katopodis sostuvo que “los mendocinos nos quieren ver trabajar por su provincia y dedicarnos a que las obras se concreten”, y subrayó que “terminar esta obra es una demostración de que el camino es el diálogo y el acuerdo”.

El intendente Righi expresó su “orgullo” por las obras que “se están haciendo en cada uno de los departamentos de Mendoza”, y agradeció al gobierno nacional por “brindar soluciones que nosotros necesitamos de manera federal”.

Previamente, Fernández dejó inaugurado en la localidad de Cacheuta, ubicada a unos 40 kilómetros al oeste de la capital provincial, las ampliaciones de la cárcel Federal allí instalada, donde se realizó un nuevo pabellón de mujeres y otros sectores, a los que se dotó con tecnología de avanzada y con los máximos estándares en seguridad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here