Más del 97% de las mujeres hizo alguna vez dieta para bajar de peso

Fuente: Télam



El 97,6% de las mujeres declaró que se sometió al menos a una dieta para bajar de peso, el 88,7% respondió que le dijeron alguna vez que tenía que adelgazar y el 30,1% sostuvo que fue la madre la primera persona en recomendar el inicio de un régimen alimenticio, según una encuesta difundida este lunes por la organización Mujeres Que No Fueron Tapa (MQNFT).

En el marco del lanzamiento de la campaña #HermanaSoltaLaPanza, MQNFT llevó a cabo la “Encuesta sobre los motivos y el efecto de las dietas para adelgazar en la vida de las mujeres” que fue respondido por 8.100 consultadas, de las cuales el 85% se encuentran entre los 25 y los 50 años y el 91% son argentinas, el 7,6% del resto de América latina y 0,9% de Europa.

MQNFT remarcó que la campaña comenzó con una encuesta a través de redes sociales sobre los motivos y el efecto de las dietas para adelgazar en la vida de las mujeres.

“Siendo mujeres y niñas nos hemos sometido a las dietas desde muy temprana edad (a partir de los 5 años o antes un gran número de niñas son puestas a dieta para adelgazar. Crecemos y somos educadas en la idea de que lo más importante para alcanzar el éxito y la felicidad en la vida de las mujeres es la apariencia física, y esa apariencia exige delgadez, cada vez más delgadez, y esa delgadez se logra haciendo dietas para adelgazar”, señalaron en el trabajo.

La encuesta se realizó a través de formularios que fueron enviados por mail, whatsapp o redes sociales y que circularon entre mujeres de varios países, con la colaboración de Guillermina Urriza, psicóloga e investigadora de mercado.

En diálogo con Télam, Urriza destacó que lo que “más llamó la atención” de la encuesta es “aprender que la dieta es una problemática que nos atraviesa a todas; eso es muy impactante”.

“La presión social aparece en edades muy tempranas y el tiempo que invertimos en dietas se mide en años que nos consumen muchas horas y energía”, alertó.

Observó que “llama la atención que hay mucha conciencia de que no logramos los resultados que queremos, e incluso hay reconocimiento en los padecimientos psíquicos en cuanto a nuestra salud mental. Aún así hacemos dieta una y otra vez”.

En ese sentido, indicó que el 37% sí tiene pensado hacer una dieta a corto plazo y el 24% no lo sabe, mientras el resto no”.

Según la encuesta, la primera persona que recomendó hacer dieta fue la madre, en el 30,1% de los casos, por iniciativa propia el 26,5% y por profesionales de la salud un 12,3%.

Además, el 39,8% realizó en toda su vida una dieta entre 2 y 10 veces, el 19,2%, entre 10 y 20, el 32,2% más de 20, el 6,4% una sola y 2,4% ninguna.

Sobre cuánto tiempo le dedicó una mujer a la dieta, el 46,1% respondió que entre 1 y 10 años, 19,9% menos de 1 años, 17,1% toda la vida, 14,5% toda la vida, y 2,4% nada.

Ante la pregunta ¿cuántas horas de tu día se roban las dietas?, el 56,5% dijo que las 24 horas (piensan todo el tiempo reiteradamente en eso), el 29,2% de 1 a 6 horas, y sólo el 14,3% menos de una hora.

Al 88,7% de las encuestadas le dijeron en algún momento de su vida que tenía que hacer dieta para adelgazar, y sólo al 11,3 nunca se lo recomendaron.

Dentro de los principales motivos por los cuales le dicen a las mujeres que deben comenzar con una dieta figura en primer lugar “Te lo digo por tu salud/te vas a morir”, segundo “Te lo digo por tu bien para que no sufras”, tercero “Si sos gorda no vas a conseguir novio” y por último “Nadie te va a querer”.

Entre los motivos para iniciar una dieta, el 31,5% respondió que creía que si era flaca iba ser más feliz, el 19,1% por presión del entorno familiar, el 16,1% porque si era gorda nadie la iba a querer y el 13,9% para llegar al verano y poder usar bikini y ropa de verano, mientras que solo el 5,1% por salud.

En cuanto a la salud mental, el 67,3% aseguró que empeoró a raíz del sometimiento al régimen alimenticio, el 5,5% que mejoró y el 27,2% que no hubo cambios.

Para las que vieron afectada su salud mental, la dieta les provocó trastornos de la conducta alimentaria, depresión y ataques de pánico o ansiedad.

Frente a la consulta sobre si funcionan o no las dietas, según esta encuesta, “solo el 16% bajó de peso y logró mantenerlo”, el 49% bajó, pero volvió a subir, y el 16,6% bajó pero luego aumentó más que su peso anterior.

En el transcurso de la dieta, las encuestadas señalaron que se sentían ansiosas, todo el tiempo con hambre, frustradas y de mal humor.

La fundadora de MQNFT, Lala Pasquinelli, aclaró que “hay personas que necesitan dietas por su condición de salud”.

Sin embargo, muchas mujeres abordan “la dieta para adelgazar”. “Todas somos educadas en que si no somos delgadas no encajamos en el grupo de las buenas mujeres y en el ideal de belleza. La salud es una excusa para controlar el cuerpo de las mujeres”, sostuvo en diálogo con Télam.

Con respecto a la encuesta, subrayó que el objetivo fue “poner sobre la mesa las consecuencias de realizar una dieta restrictiva que nos venden como saludable y, en realidad, hay una discriminación solapada hacia las personas no delgadas. Ahora la excusa es la salud y antes era la belleza”, consideró.

“En general las dietas restrictivas no funcionan, y más del 90% de las mujeres que las hicieron recuperan su peso”, precisó, y advirtió que la meta es “desmontar la dieta como un dispositivo de control de los cuerpos de las mujeres”.

Por último, indicó que “la presión por la delgadez comenzó a radicalizarse desde la década de los 80” y alertó sobre el bombardeo diario de las “publicidades, los fármacos, los hábitos saludables o el ayuno intermitente”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here