La Provincia inauguró la nueva UTI del Hospital San Roque

El ministro de Salud, Diego Cardozo, encabezó la inauguración de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Nuevo Hospital San Roque. El servicio cuenta con 40 camas, abarca una superficie de 1.050 metros cuadrados y está equipado con aparatología de última generación.

Los trabajos incluyeron la refuncionalización completa del segundo piso del centro hospitalario. La instalación consta de una UTI Abierta para pacientes críticos, con 14 camas, que incluye internación para aislados en un esquema de monitoreo central e internación perimetral que garantiza la visual permanente para el control de pacientes.

Esta unidad para pacientes críticos posee un paquete de servicios de apoyatura para cubrir la totalidad de las camas y personal de dicho nivel, generando así un esquema de funcionamiento integral y compacto en un mismo sector.

El servicio también tiene una UTI humanizada, equipada con 26 camas sanatorizadas y dos habitaciones de internación para aislados en un esquema lineal con monitoreo sectorizado en diferentes puntos, integrado al paquete de servicios de apoyatura para pacientes y personal del sector.

En el sector de terapia humanizada, hay habitaciones privadas con baño propio (incluso donde están los aislamientos) donde los pacientes pueden movilizarse por sus propios medios (para dirigirse al baño y caminar) y, además, pueden tener una presencia del familiar por más tiempo.

Las camas de esta terapia tienen respirador, monitor y cuentan con toda la complejidad necesaria, lo que la transforma en una unidad crítica, pero que permite también realizar otras acciones para beneficiar la recuperación del paciente.

Los ingresos cada sector están diferenciados, tanto para público como para pacientes y personal.

El ministro precisó que el sector de terapia abierta está destinado a pacientes extremadamente críticosMientras que la terapia sectorizada «cuenta con 26 unidades totalmente sanatorizadas, individualizadas, con una mirada humanística diferente, con todas las medidas modernas y adecuaciones edilicias que hacen falta para tener a nuestros pacientes un poco más libres, para que puedan caminar y empezar a hacer sus actividades antes de pasar a sala común».

Cardozo destacó que el hospital cuenta hoy con «una de las terapias más modernas y más grandes del interior del país, con toda la aparatología de última generación”.

El ministro señaló que seguirán en marcha las obras del angiógrafo, del área de diagnóstico por imágenes, de la UCO para poder absorber toda la demanda cardiológica, el sector del hospital de día, el área de cuidados paliativos, medicina del dolor y voluntad anticipada y las refacciones de la guardia.

“La idea es poder brindar no solo a nuestros pacientes sino a todo nuestro equipo de salud, las condiciones adecuadas para que sea un hospital integrador, para que la gente que venga cuente con comodidades como las que tiene en su casa”, concluyó.

Para su correcto funcionamiento, las camas se equiparon bajo normativa vigente con 40 respiradores, 40 monitores multiparamétricos, dos centrales de monitoreo, carros de paro con desfibriladores, equipo de RX rodante digital, electrocardiógrafos, camas eléctricas, camas ortopédicas, mobiliario específico, entre otros. 

La inversión en equipamiento fue de 115.500.000 pesos. En tanto, las obras edilicias demandaron 65.800.000 pesos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here