El 12 de julio pasado, el Intendente Daniel Gómez Gesteira firmó el decreto de adjudicación del nuevo sistema de transporte público de pasajeros con la empresa Car-Cor, la única que se había presentado a la licitación.

En aquel momento, el secretario de Gobierno y Coordinación, Darío Zeino, valoró la decisión y afirmó que iba a permitir ‘salir de este servicio precario que pudimos desarrollar’ cuando se desvinculó a la anterior prestataria, en plena pandemia.

Además, en diálogo con algunos medios, había asegurado que el nuevo esquema iba a comenzar a operar ‘a fines de julio o principios de agosto’.

Sin embargo, el municipio señaló este jueves que, ‘se encuentra trabajando en el proceso administrativo del Servicio de Transporte de Pasajeros, ya que en menos de 60 días asumirá y comenzará a funcionar la nueva empresa Car Cor’. Por esta razón, ‘continúa en vigencia el servicio de emergencia, a través de la empresa Villa Bus por parte únicamente de Car Cor (Fono Bus ya no forma parte de la firma)’.

Se destacó, asimismo, que el nuevo pliego de transporte incluye ‘la incorporación de unidades cero kilómetros, que deberán ser renovadas de manera constante, para garantizar el cuidado del ambiente, la conectividad, el acceso al trabajo, la educación, salud, centros deportivos y actividades de la vida cotidiana a vecinas y vecinos de nuestra ciudad’.

Además, ‘el 60 por ciento de las unidades deberán estar adaptadas para asegurar el adecuado traslado de las personas con movilidad reducida’.

Confirmaron también que los vehículos ‘contarán con un sistema de geoposicionamiento, que permitirá al municipio controlar la correcta prestación del servicio e implementar aplicaciones que estarán disponibles para los usuarios, quienes podrán conocer los recorridos en tiempo real’.

Lo que no se dice es que los pliegos que entrarán en vigencia prácticamente formalizaron el sistema precario que funciona actualmente y que, claramente, no responde a las necesidades de los usuarios.

Vale recordar, en ese sentido, las fuertes críticas que recibieron los pliegos tanto por parte de dirigentes de la oposición (se aprobó solo con los votos de CPU más el de Natalia Lenci) como de los mismos usuarios en la audiencia pública de rigor.

Un ejemplo. El nuevo sistema prevé menos unidades y menos frecuencias (en algunos corredores de más de 80 minutos) que las exigidas en la anterior licitación (2007), aunque en este lapso la ciudad triplicó su ejido y aumentó considerablemente su población.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here