La Jornada Web

Cruces y polémica entre Peko’s y el Automóvil Club Argentino por el predio en Villa Carlos Paz

Tras una larga batalla judicial que se inició en 2017, la justicia determinó que el predio del histórico camping ubicado en el ingreso a Villa Carlos Paz sea devuelto al Automóvil Club Argentino, luego de una concesión de 30 años a la empresa Peko’s que finalizó en malos términos.

La novedad ganó espacios en los medios locales y provinciales y disparó fuertes cruces entre el ACA y la firma local. Sobre todo, a partir del estado en el que se encontraban las más de 30 hectáreas y la infraestructura instalada.

Al margen de esto, la disputa en la justicia aun no finalizó ya que Peko’s defendió las inversiones realizadas e inició una millonaria demanda por daños.

La posición de Peko’s

‘Atento a las repercusiones públicas por la difusión de noticias tergiversadas relativas al estado del predio del Automóvil Club y dado que se ha omitido toda referencia a nuestros derechos como históricos concesionarios del predio víctimas de un desalojo prematuro’, Peko’s difundió un comunicado donde realizó un pormenorizado repaso por la situación que derivó en la situación actual.

Tras precisar que tuvo la concesión del predio desde 1990, ‘tratándose de una explotación familiar’, se recordó que ‘toda la parquización del predio fue efectuada por nosotros’, y que en 2015 se presentó ante el municipio un máster plan para reconvertir el espacio en una Villa Deportiva recreativa con servicios jerarquizados.

La decisión de realizar esta millonaria inversión se tomó con el aval del ACA que, incluso, incluyó el plan en el contrato de concesión suscripto ese año.

Cabe recordar, en este punto, que en el predio se llevaron a cabo todo tipo de eventos deportivos y recreativos, en muchos casos auspiciados tanto por el municipio como por el gobierno provincial hasta que, ‘de un día para el otro el ACA pretendió apropiarse de las inversiones realizadas interponiendo una acción de desalojo’.

‘Sorpresivamente, en la anterior administración municipal, se sucedieron clausuras y habilitaciones provisorias, no obstante haber cumplimentado PEKOS S.R.L., con el acompañamiento del A.C.A. todas las presentaciones, pagos y requerimientos para la aprobación de los planos de la obra, todo tendientes a su habilitación.

Y cuando las actividades desarrolladas en el predio han tenido algún interés municipal, el municipio ha levantado provisoriamente la clausura lo que denota una clara discrecionalidad’, puntualizó la empresa carlospacense.

Si bien inicialmente la justicia dispuso que se trataba de una ‘rescisión del contrato prematura’, las apelaciones presentadas por el ACA permitieron que la causa se extendiera hasta vencerse el plazo mínimo de cuatro años que establece la ley para este tipo de contratos.

‘Fue el ACA con su estrategia judicial el que consiguió extender el plazo por el trámite sin que esta parte pudiera explotar el predio, y así obtener una resolución que no resuelve el fondo de la cuestión, sino que sólo ordena la restitución’, afirmó Peko’s.

Sobre el estado del terreno, la PyME local subrayó que, ‘se ordenó una pericia y, durante la tramitación de la misma, mediante numerosas Cartas Documento se le solicitó al ACA que tomara las medidas de conservación necesarias y se le puso a disposición el predio’.

Sin embardo, el ACA ‘se negó a ello’.

‘En el tiempo en que fuimos concesionarios del predio mantuvimos el mismo en perfecto estado de conservación siendo este un referente de los servicios turísticos de la ciudad’, insistió.

Se hizo hincapié, asimismo, en que Peko’s ‘realizó todas las mejoras e inversiones que el ACA requirió por contrato de concesión, pero sin poder utilizarlo, con un cuantiosísimo daño generado no solo para la empresa sino para toda la comunidad’.

En otro párrafo Peko’s manifestó que el proyecto turístico y deportivo ‘se frustró por el accionar de ACA, que tomó la determinación de iniciar una demanda de desalojo prematura, de hacerla pública y desautorizar al concesionario ante la municipalidad y de este modo impedir que continuara con la explotación y culminara cualquier trámite’.

‘Fue el Automóvil Club Argentino, a través de sus apoderados, el que decidió dar por terminado un vínculo contractual de más de 30 años de manera arbitraria e intempestiva una vez que Peko’s culminó las millonarias inversiones que se habían convenido, convirtiendo al camping en una Villa Deportiva’, reiteró la empresa.

En un mensaje final a la comunidad, Peko’s ‘que nació hace más de treinta años como un proyecto familiar y creció con el apoyo de cientos de trabajadores que con esfuerzo y dedicación nos acompañaron en este camino’, ratificó ‘una vez más, el compromiso asumido con el turismo y el desarrollo de la zona, poniendo lo mejor de nuestra capacidad empresarial y humana para continuar brindando un servicio de excelencia en todos los emprendimientos’.

En la misma línea se expresó Alicia Vargas, abogada de Peko’s. En una entrevista con VillaNos Radio, refrendó que la decisión de convertir el camping en una Villa Deportiva se tomó a partir del ‘gran compromiso de la empresa con el turismo y por su relación con el ACA’.

‘Todos los planos y trámites fueron realizados en conjunto. Se presentó el Estudio de Impacto Ambiental y cuando el municipio cambió la normativa se hizo un reacomodo de los planos y se abonaron todas las tasas’, indicó.

Rescató la figura de Tony Delich como referente de ‘una empresa familiar comprometida con el turismo y con Villa Carlos Paz, que puso en jaque a Peko’s apostando a este emprendimiento’.

En 2017 el ACA modificó su decisión de acompañar el proyecto y planteó la rescisión del contrato cuando las inversiones, que ya estaban avanzadas en un 80%, tenían un plazo de amortización de 10 años.

‘El predio recién comenzaba a brillar y quedó todo trunco’, graficó. E insistió: ‘Decidieron hacer valer un contrato que no reflejaba la realidad y la relación de larga data que había entre Peko’s y el ACA’.

‘Se frustró el vínculo comercial. La apelación del ACA permitió llegar a los 4 años de duración mínima del contrato, no reconociendo la justicia que tenían razón, pero restituyendo el predio’, dijo.

Vargas confirmó que Peko’s ‘inició una acción de daños para recuperar la inversión’.

‘El reclamo final dependerá de muchas variables. Pero la pericia realizada el año pasado, solo en infraestructura básica, determinó inversiones por 290 millones de pesos. Y ni hablar del lucro cesante y lo que se dejó de producir’, advirtió.

Descartó, asimismo, que Peko’s intente volver a ser concesionario del predio.

‘Es muy difícil reconstruir la confianza. Lamentablemente estas cosas desalientan las inversiones’, reconoció.

Sobre el rol del municipio consideró que, ‘no actuaron como creo que debieran haberlo hecho en apoyo a una empresa local.

Debían haber tomado cartas en el asunto de manera real, facilitando el acercamiento y sentando a las partes para buscar la mejor salida. Pero no lo hicieron.

Se desligaron del conflicto y fue un error lamentable porque acá perdimos todos’, finalizó.

Qué dice el ACA

En un comunicado que publicaron algunos medios el viernes pasado, el Automóvil Club Argentino aseguró que tras la caída de la concesión Peko’s ‘no cumplió con su obligación de restituir la dependencia en la fecha citada’, por lo que ‘se vio obligado a poner a consideración de la Justicia tal incumplimiento, motivo por el cual, con fecha 5 de julio del corriente año, se ha efectivizado el lanzamiento, constatación y recupero del predio’.

‘El estado general y daños provocados en el bien, fueron debidamente documentadas al tiempo de la recepción, mediante actuación de la Justicia local, y participación de personal policial, como también reflejadas en material fotográfico y fílmico, apoyados en la fe pública otorgada por escribano interviniente’, detalló la entidad.

Nota correspondiente a la edición n° 579 del periódico La Jornada, del 27 de julio de 2022.

Exit mobile version