Argentina contará con un nuevo Parque Nacional en la provincia de Córdoba al aprobar este jueves el Senado la cesión al Estado de los bañados del Río Dulce y la Laguna de Mar Chiquita, o Mar de Ansenuza, un predio de 475.477 hectáreas que incluye una amplia área de humedales.

La Reserva Provincial “Bañados de Río Dulce y Laguna Mar Chiquita”, en Córdoba, adquirió este jueves la categoría de Parque Nacional y Reserva Nacional tras un trabajo mancomunado y de consenso con todos los intendentes de la región, autoridades provinciales y nacionales, organizaciones no gubernamentales locales e internacionales, escuelas, emprendedores y actores de la sociedad civil para el desarrollo de Ansenuza.

La laguna Mar Chiquita o Mar de Ansenuza es conocida por particularidades que la hacen prácticamente única en el mundo: es el mayor lago salado de Sudamérica y el quinto en el mundo, es un humedal de alrededor de 1.000.000 hectáreas de extensión.

Según leyendas populares, Ansenuza era una diosa del agua que vivía en un palacio de cristal y que salvó a un joven guerrero que había llegado malherido hasta su laguna, que desde entonces se volvió salada, y tras permitirle flotar al muchacho éste se convirtió en flamenco al amanecer.

Como sitio clave para la conservación de la biodiversidad a nivel global es considerada como Área Importante para la Conservación de las Aves y ha sido declarado Humedal de Importancia Internacional por la Convención Ramsar e incluido en la red de Lagos Vivientes.

“En este caso no hay resistencia de la sociedad, sino predisposición y eso nos motiva mucho”, destacó el guardaparque Matías Carpinetto, quien es técnico en Administración de Áreas protegidas, y trabajó desde hace meses el proyecto del Parque Nacional Ansenuza. 

En la zona del nuevo Parque, se resguarda el hábitat de las tres especies de flamencos de Sudamérica, siendo reconocido como uno de los 14 sitios prioritarios de la Red de Humedales de Argentina, Bolivia, Chile y Perú para la Conservación de Flamencos Altoandinos.

Las aves son el grupo que alcanza los mayores niveles de diversidad y abundancia. Allí se encuentra el 66% de todas las especies de aves migratorias y playeras registradas para Argentina, se concentra casi el 36% de la avifauna del total del país (380 especies de aves registradas) y el 85% de las 447 especies de aves citadas para la provincia de Córdoba.

Esto lo convierte en uno de los sitios más importantes para la conservación de las aves del centro del país y para la conservación de especies migratorias de Sudamérica, que cada año se congregan en números de hasta medio millón de individuos.

La laguna y los bañados constituyen un sitio prioritario como parada o destino final para las aves migratorias. Se han registrado unas 60 especies (42 de ellas acuáticas) provenientes de Norteamérica, el norte de Sudamérica, la Patagonia, la Puna y las Sierras de Córdoba y San Luis.

La diversidad de mamíferos, anfibios, reptiles y peces también representan un valor único e importante a proteger. Coipo, carpincho, comadreja colorada; especies típicas de monte chaqueño como corzuela parda, pecarí de collar, gato yaguarundí y zorro gris pampeano, son sólo algunos de los cientos de habitantes del humedal.

Además, para destacar es la presencia de especies en riesgo de extinción, como la tortuga terrestre, el lobito de río y el amenazado aguará guazú. 

Carpinetto destacó: “El parque tenía la particularidad y ventaja que pudimos poner un pie en el territorio antes de crear el parque, eso nos permite conocer a todos los actores con los que vamos a trabajar en el futuro, pensar a dónde vamos a construir cada sección”.

“Venimos interactuando con las onegés Natura Internacional y Aves Argentinas, trabajando mucho porque ellos vienen desde un tiempo atrás en el terreno y son unos de los principales promotores para la creación del Parque Nacional. Están muy contentos y trabajando a la par”, destacó el guardaparque.

“Aún no hay nada definido, pero seguramente será gratuito cuando lo habilitemos”, contó Carpinetto.

LA ONG AVES ARGENTINA DESTACÓ LA CREACIÓN DEL PARQUE NACIONAL CORDOBÉS

La ONG Aves Argentina, la organización conservacionistas más antiguas de Latinoamérica, dijo que el nuevo Parque Nacional Ansenuza y se trata de “un sitio clave para la conservación de la biodiversidad a nivel global y en especial para las aves migratorias”.

Desde el comienzo de este proyecto, la Fundación Wyss (Wyss Foundation) decidió apoyar a través de una alianza con la ONG Aves Argentinas, el proceso de creación del parque, comprometiéndose al aporte de 5,8 millones de dólares para la concreción del Parque Nacional. 

“El Parque Nacional y Reserva Nacional de Ansenuza, salvaguardará algunas de las especies más emblemáticas y en peligro del país, como el flamenco y el aguará guazú. No solo protegerá los increíbles valores naturales de la región, sino que también apoyará el desarrollo económico y el turismo local, sostenible y basado en la naturaleza”, señaló la entidad.

Hernán Casañas, director ejecutivo de Aves Argentinas, destacó que “desde Aves Argentinas hemos realizado trabajos de investigación científica, relevamientos territoriales y catastrales y capacitaciones en las comunidades vecinas, a fin de contribuir con la planificación y concreción del Parque Nacional Ansenuza. Soñamos con expandir aun más este parque, ésta es una oportunidad única para que la provincia de Santiago del Estero se sume y forme parte de este parque nacional en el futuro”, acotó.

Manuel Calvo: ”El nuevo Parque Nacional Ansenuza generará mayor sustentabilidad, turismo y progreso para Córdoba”

El vicegobernador de Córdoba, Manuel Calvo, presenció la sanción de la ley que permitirá ‘una mayor sustentabilidad ambiental, radicación de emprendimientos turísticos y que generará empleo, arraigo y divisas para Córdoba’.

De forma presencial, Calvo siguió las instancias del debate y la intervención de la senadora Alejandra Vigo acompañado por el secretario de Ambiente de la Provincia, Juan Carlos Scotto, junto a intendentes de la región de Ansenuza y legisladores provinciales.

”Se trata de los parques más grande de Argentina, que conserva bañados, lagunas y bosques nativos con funciones ecológicas irremplazables. Y se impone como uno de los humedales más importantes a nivel mundial, donde se encuentra muchas especies de aves, por ser un ecosistema clave para la conservación de la biodiversidad”, destacó el vicegobernador.

En este sentido, Manuel Calvo agregó que ”las políticas públicas de conservación ambiental son fundamentales para combatir el cambio climático. Proteger los humedales, bosques nativos y a todas las especies que viven en ellos, es proteger nuestro ambiente, que mejora nuestra calidad de vida y brinda mayor sustentabilidad”.

Con el acento puesto en el plan de obras que lo enmarcaron y lo hicieron posible, Manuel Calvo destacó la accesibilidad al nuevo Parque y Reserva Nacional a través del hub aéreo, que facilita la llegada de visitantes de otros destinos mundiales, y de las rutas de acceso a todo el Mar de Ansenuza que le permite llegar al turismo doméstico. ”Estas condiciones de conectividad vial no las tiene ninguno de los otros dos parques nacionales de la provincia”, comentó el vicegobernador.

”Lo más importante fue la decisión estratégica y política de anticiparnos en el tiempo y construir la infraestructura necesaria para que esta maravilla natural que tiene la provincia, nuestro mar de Ansenuza, pueda brillar. Esto se traduce en: mayor turismo, radicación de empresas, generación de empleo y que, en definitiva, es mejorar la calidad de vida de los cordobeses”, cerró Manuel Calvo.

Por su parte, el secretario de Ambiente expresó que «el Parque Nacional Ansenuza es una realidad, después del esfuerzo de muchos años, de mucha gente, de organizaciones no gubernamentales, del gobierno provincial, de intendentes, de jefes comunales, de los vecinos, llegamos al final. Hoy el Senado aprobó esta ley para convertir esta zona de nuestra provincia en Parque Nacional, para darle la máxima protección ambiental que un sitio puede tener en la Argentina”, afirmó Scotto.

Un trabajo conjunto

El vicegobernador se refirió a esta nueva consecución de Córdoba como un trabajo compartido entre la Provincia, los intendentes, legisladores nacionales y provinciales, ONG´s, fundaciones y vecinos y vecinas de la región.

”Córdoba es una provincia que garantiza previsibilidad, que tiene reglas claras para poder desarrollar cualquier tipo de actividad productiva, donde podemos trabajar juntos más allá de que pensemos distinto. Ese es el espíritu que va a seguir llevando adelante el Gobierno de la Provincia”, finalizó.

En la vigilia

Previo a la aprobación de la ley, Manuel Calvo encabezó una reunión en la Casa de Córdoba en la ciudad de Buenos Aires. En ella se dialogó sobre el nuevo Parque y Reserva Nacional Ansenuza y los beneficios de la preservación de uno de los humedales más importantes del planeta para Córdoba, Argentina y el mundo. También sobre los avances que implicará en matería económica, turística y de arraigo para la región.

Participaron el presidente de la Agencia Córdoba Turismo, Esteban Avilés; el secretario de Ambiente, Juan Carlos Scotto; todos los intendentes de las localidades de la región beneficiadas por la creación del nuevo Parque Nacional y la vicepresidenta de la Unicameral y titular de la comisión de Ambiente de la Legislatura de Córdoba, Nadia Fernández.

También lo hicieron legisladores provinciales de los cuatro departamentos que rodean a la quinta laguna salina más grande del mundo: San Justo, Río Primero, Tulumba y Río Seco, junto a representantes de las ONG y fundaciones que intervinieron para llegar a esta aprobación.

Posteriormente fueron recibidos en el Congreso por la senadora nacional Alejandra Vigo. Dónde luego se trasladaron al recinto y se aprobó la creación del nuevo Parque y Reserva Natural Ansenuza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here