Una mujer de 58 años identificada como Rosa Yolanda Romero fue asesinada el martes 7 de septiembre en su casa de barrio Villa Independencia.

En conferencia de prensa el titular de la Departamental Punilla Sur, Cristian Cattaneo, confirmó que, de acuerdo a las primeras pericias forenses, se trató de un crimen. “La muerte sería por asfixia mecánica. Desde el momento que tomamos intervención y que se constata el óbito, se comenzó a investigar y no vamos a parar hasta resolver este caso”, afirmó.

La investigación recayó en la Fiscalía del tercer Turno a cargo Jorgelina Gómez, quien mantuvo un fuerte hermetismo desde el primer momento. Tres días más tarde decidió la detención e imputación de tres personas: Roque Tomás Aguirre (55), expareja de la mujer; su yerno, Mauricio Pereda y el primo de éste, Luis Fernando Duarte (36).

Aguirre está imputado por falso testimonio y encubrimiento, mientras que los otros dos fueron acusados como los autores materiales del asesinato y se los imputó de homicidio calificado por ensañamiento. Los tres fueron trasladados al penal de Bouwer.

Con la confirmación de la relación familiar que mantiene Pereda con Aguirre, los investigadores se acercan a la confirmación de la hipótesis de un crimen por encargo con la figura de femicidio en la acusación.

Sabrina Oviedo Romero, única hija de la víctima, se constituyó como querellante bajo la representación del abogado Carlos Nayi, quien -en diálogo con VillaNos Radio– advirtió sobre el contexto de violencia de género en el que se encontraba la mujer.

“Si tenemos en cuenta que la relación que ha mantenido con su expareja ha estado gobernada por la violencia física y psicológica. Que Yolanda había decidido interrumpir el vínculo sentimental y él no lo había aceptado. Si tenemos en cuenta que él no lo había aceptado, que era un hombre que la perseguía, la vigilaba, la hostigaba y que controlaba hasta sus redes sociales, se fortalece una de las líneas que es la del probable hecho criminal vinculado a un femicidio de manual”, explicó.

Y remarcó: “Esta hipótesis deberá ser descartada o confirmada por la fiscalía a medida que avance la investigación. Lo que sí es de destacar la seriedad, la profundidad, la agilidad y el compromiso de la fiscalía”.

Sabrina, hija de la víctima, expresó a Carlos Paz Vivo! su reclamo de justicia. “Mi mamá no se merecía esto, quiero justicia por lo que le pasó a ella”, manifestó. A lo que Nayi agregó: “¿Qué espera la familia? Que cuanto antes se esclarezca y la máxima sanción para los responsables”.

Nota correspondiente a la edición n° 569 del periódico La Jornada, del 29 de septiembre de 2021.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here