El presidente de la Junta Electoral Municipal, Walter Carriquiri, admitió tener ‘sensaciones encontradas’ al finalizar la pasada elección del defensor del Pueblo de Villa Carlos Paz. ‘Nuestro trabajo estuvo bien: todas las mesas estaban listas para que la gente venga. La logística del Correo Argentino, como siempre, fue excelente. Los presidentes de mesa estuvieron a las 8, como corresponde. No hubo que dejar en ningún caso al primer votante, como dice la ley. Todo bárbaro, pero nos falló la cantidad de votantes. Eso es lo triste y preocupante’, dijo.

Es que apenas concurrió a sufragar el 25% del padrón de electores habilitados.

Analizando las razones de la apatía mencionó la falta de difusión, pero, fundamentalmente, el descrédito de la población hacia la clase política. ‘La defensoría del Pueblo está desacreditada como institución. Por eso digo que el que gane tendrá que remar muchísimo para levantarla’, consideró.

Agregó que hay candidatos que ‘han cambiado de partido tipo camaleón’ y que, ‘han hecho alianzas hasta con sectores históricamente enfrentados. Todas estas cosas minan el interés de la gente. Hay falta de compromiso de la gente, pero tampoco es censurable. Se pregunta ¿para qué voy a votar a gente que no me representa?. No estoy juzgando lo que ha hecho el defensor del Pueblo. puede que haya hecho una excelente labor, pero la gente no lo considera así. Es una institución muy desprestigiada y la gente ha preferido no votar’.

Afirmó, además, que la pandemia no es argumento para explicar los pocos votantes. De hecho, tres semanas después se realizaron las PASO con un nivel de participación muy superior, del orden del 60%.

‘La gente no votó para defensor del Pueblo por desinterés o desinformación. Fue una elección realmente muy pobre que invita a reflexionar para que no se repita esta situación’, insistió.

Nota correspondiente a la edición n° 569 del periódico La Jornada, del 29 de septiembre de 2021.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here