El expresidente del Concejo de Representantes y máximo referente del Frente Cívico en Villa Carlos Paz, Walter Gispert, celebró el gran triunfo obtenido por la fórmula Luis Juez-Rodrigo De Loredo en las PASO que se celebraron este domingo.

En su primera reflexión valoró el nivel de participación, que en nuestra ciudad fue de aproximadamente el 60% del padrón. ‘La sociedad argentina sigue respondiendo a la elección de sus representantes y esto resguarda al sistema democrático que en algunos casos se intenta tensionar’, señaló en diálogo con VillaNos Radio.

Sobre el resultado destacó que la lista liderada por Juez ‘ganó tanto la interna de Juntos por el Cambio como el conteo general’.

‘Tenemos una gran alegría porque un dirigente como Juez, al que sostenemos y respetamos, haya tenido este apoyo popular tan importante.

Ha sido una persona muy perseverante y está claro que lo del domingo es el resultado de la continuidad de la lucha y de no bajar los brazos. En términos electorales es la primera vez que gana expansivamente en toda la provincia’, dijo.

En este punto subrayó que, en las PASO, ‘enfrentamos a estructuras muy importantes como la de Hacemos por Córdoba, el Frente de Todos y al candidato de Macri (Mario Negri)’.

Aunque en Villa Carlos Paz, aparte del Frente Cívico, trabajaron para Cambiando Juntos la juventud del PRO, el núcleo del radicalismo que referencia el exintendente Carlos Felpeto, y el sector que lidera el exlegislador provincial Rodrigo Serna, ‘en términos de estructura éramos la cuarta fuerza’.

‘Vigo y Caserio tuvieron más fiscalización que nosotros, e incluso la lista de Negri también, seguramente por su relación con el gobierno municipal. Unos fiscalizaban para Ellas y otros para Negri’, acotó.

‘Ahora hay que trabajar por la unidad del espacio para consolidar este resultado en noviembre, y comenzar a pensar en 2023 a ver si podemos cambiar en Córdoba después de más de 20 años’, afirmó.

En este punto afirmó que, en lo personal, ‘quiero ver a Juez gobernador, pero es algo que habrá que empezar a discutir después de las generales, y dependerá también de esos resultados’.

Aunque reconoció que mantener la unidad luego de una interna siempre es dificultoso, envió un mensaje a todos los integrantes de la alianza.

‘Habrá quién esté más contento que otro. Pero Cambiemos es una coalición que decidió ir a internas para definir sus candidatos, se hizo, no ha habido situaciones que empañen el resultado, así que tengo esperanza que todos trabajen en las legislativas. Y las primeras declaraciones tanto de la nuestra como de las listas opositoras van en ese sentido. Es lo que decidió la gente’, remarcó.

Aclaró, asimismo, que esta ‘fue una interna de Juntos por el Cambio. No había candidatos de la UCR, había candidatos radicales. No era entre el FC y la UCR, aunque muchos pícaros del radicalismo quisieron plantearla así’.

Consultado sobre si es posible en lo local un trabajo conjunto de cara a noviembre con la conducción del radicalismo carlospacense que, amen de respaldar la lista Negri-Santos, se muestra muy cercana al gobierno municipal, Gispert evitó responder de manera directa: ‘No me animaría a hablar por ningún espacio, y mucho menos por ellos que tienen esa relación tan extraña con el municipio’.

En la misma línea esquivó opinar sobre qué significa para el radicalismo cordobés el resultado del domingo, aunque aprovechó para cruzar al exintendente Esteban Avilés.

‘Prefiero no opinar sobre el radicalismo. Yo me fui hace muchos años y milito en el Frente Cívico. No soy de los que digo, ‘me voy del radicalismo, pero sigo siendo radical’, como Avilés, que convoca a los radicales a votar y fiscaliza para Schiaretti.

Yo estoy con Juez. Y eso no depende de ninguna encuesta’.

‘Tengo un gran respeto por la trayectoria política de Caserio’

El domingo, Gispert era fiscal general de Cambiando Juntos en el IESS cuando concurrió a votar el senador nacional Carlos Caserio.

Mientras el candidato del Frente de Todos hacía fila esperando para emitir su sufragio, primero se saludó afectuosamente con Gispert, y luego se los vio hablar durante algunos minutos de manera muy animada.

‘Tengo un aprecio muy personal por Caserio. Nunca hemos estado en el mismo espacio, y nuestra relación es muy esporádica, pero tengo gran respeto y reconocimiento por su trayectoria política’, expresó Gispert. Y agregó: ‘Nunca me voy a olvidar del gesto que tuvo cuando me tocó ser candidato a diputado nacional en 2013, y nos fue muy mal. Ante una pregunta de los medios con toda la intencionalidad él dijo que eran cosas de la política y que seguramente la militancia iba a hacer que nos recuperáramos’.

Destacó, asimismo, que Caserio ‘ha tomado una decisión muy valiente de enfrentar un proceso electoral en una provincia que le es muy esquiva al gobierno nacional’.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here