Fuente: La Estafeta Online

La legisladora provincial Mariana Caserio y su par Miguel Maldonado advirtieron en las últimas horas que el conflicto de Arcoop en el corredor centro de Punilla es consecuencia de “un capricho político” de las autoridades de Villa Carlos Paz y reclamaron al Gobierno de la Provincia que haga “un esfuerzo” para resolver la situación.

En el marco de una recorrida por Valle Hermoso, una de las localidades del corredor donde este miércoles se entregaron tarjetas “AlimentAR”, ambos legisladores remarcaron que trabajan como intermediarios para buscar una solución a los trabajadores y asegurar el servicio de cloacas en la región.

En referencia al exintendente de Villa Carlos Paz Esteban Aviles y la actual gestión de Daniel Gómez Gesteira, señalaron que el conflicto es consecuencia de un “capricho político” de municipalizar el servicio de agua en esa ciudad, que se encontraba en manos de la Cooperativa Integral local.

“Advertimos desde el primer momento que si desmantelaban la Coopi iba a traer un efecto colateral que lo estamos viendo ahora. No sólo le quitaron el servicio de agua, sino también el de cloacas y la planta de Cuesta Blanca. La Provincia tiene que hacer un esfuerzo y solucionar este problema que se generó por un capricho político”, señaló Caserio a la prensa en el marco de una recorrida por la región.

Y agregó: “Estamos tratando de intermediar por los trabajadores, que lo que más nos preocupa, y la prestación de un servicio que es elemental”.

Maldonado, por su parte, aseguró que aún “no hay definiciones” sobre quién se hará cargo de este servicio en la región, aunque la mayor preocupación pasa por solucionar el problema salarial de los 31 trabajadores de Cuencas Serranas – Arcoop, a los que se les adeuda el salario de junio y aguinaldo.

“No hay una decisión tomada y el próximo 28 de julio hay una audiencia de conciliación entre el Gobierno de la Provincia y Arcoop. Estamos trabajando en el tema porque nos preocupa la situación de los empleados, tanto como el servicio”, manifestó el legislador.

En cuanto a la posibilidad de que los trabajadores conformen una nueva cooperativa para hacerse cargo del servicio, Maldonado resaltó que sin el “apoyo económico” del gobierno provincial éste no podría sostenerse.

“Todos los intentos son buenos, pero me parece que no es la salida. Hablamos de recursos importantes y si no existe el apoyo económico de la Provincia no se va a poder sostener un servicio que crece. Hay que buscar la estrategia más inteligente para que ninguno de los sectores sufra consecuencias”, agregó.

Este miércoles por la mañana, un grupo de trabajadores de Cuencas Serranas fueron recibidos por el intendente de Valle Hermoso, Jorge Caserio. Allí solicitaron el apoyo del Ejecutivo local y no se descarta que, en los próximos días, junto a la Falda, Huerta Grande y Villa Giardino, los mandatarios eleven una carta al Gobierno de la Provincia solicitando la pronta resolución de la situación.

El conflicto comenzó a fines de abril pasado luego de la municipalización del servicio de agua en Villa Carlos Paz, hasta ese momento en manos de la Cooperativa Integral, la “mayor aportante en términos de insumos y salarios” dentro del esquema de Arcoop, explican los trabajadores.

Al perder la concesión, sus directivos manifestaron que ya no podrían afrontar el costo del servicio cloacas en la zona centro del valle a través de Cuencas Serranas, lo que desencadenó la profundización de las protestas.

Foto: Andrés Sosa – Positiva FM

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here