Hoteleros y gastronómicos de Villa Carlos Paz volvieron a expresar este miércoles su ‘profunda preocupación por el futuro económico de la actividad que nos nuclea’.

‘Todo trabajo es esencial’, se titula el comunicado que firma la comisión directiva de la Asociación Hotelera y Gastronómica (ASHOGA) que, además, lanzó una dura advertencia: ‘El 31 de mayo es nuestra fecha límite’.

La referencia es clara. Ese día vence el DNU que estableció las nuevas restricciones para frenar los contagios de Covid-19 y que suspendió las actividades vinculadas al turismo.

En el mismo sentido había sentado postura la Cámara de Turismo de Villa Carlos Paz. ‘La incertidumbre agobia al turismo‘, sostuvo esta entidad.

El documento

Una vez más, desde la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines de Villa Carlos Paz, nos vemos en la obligación de hacer extensiva nuestra profunda preocupación por el futuro económico de la actividad que nos nuclea.

El sector turístico genera a nivel nacional más de 500 mil puestos de trabajo, mientras que en Carlos Paz su Carta Orgánica lo considera como  la “actividad fundamental, estratégica y de vital importancia para el desarrollo de la ciudad”.   En consecuencia, necesitamos hoy más que nunca del apoyo del sector público para amortizar el impacto devastador de las medidas restrictivas.

Lo mencionado anteriormente no ignora la Pandemia. Al contrario. Creemos que las políticas públicas debieran estar orientadas a priorizar la salud, a controlar la aplicación de los protocolos, a endurecer las multas para aquellos que no cumplen y a generar un sistema transparente que deje a la política partidaria de lado.

Advertimos sin embargo  desde el comienzo de la Cuarentena, que las restricciones no sólo no lograron frenar el avance del virus sino que han dejado a cientos de familias trabajadoras en la calle.

Bajo la leyenda de trabajo esencial los gobiernos han olvidado el tremendo aporte que sectores como el nuestro hacen al progreso, al desarrollo, a la economía y como consecuencia de nuestros tributos, a la salud, a la educación y a la seguridad. Las medidas para sostener el cierre total han sido hasta ahora paliativas e incluso escasas.

A la fecha, hoteleros y gastronómicos, pero por extensión, todos los que estamos vinculados al turismo nos encontramos en buena parte endeudados, con compromisos económicos, debatiendo la posibilidad de un cierre definitivo.  Y de igual forma nos sentimos desorientados y absolutamente abandonados a nuestra suerte. Sin políticas de promoción, sin asistencias ni compromisos reales.

Sepan ustedes que los hoteles y restaurantes no contagian. Lo que contagia es la falta de testeos, la falta de vacunas, la falta de controles, un sistema de salud colapsado y la corrupción endémica que lamentablemente vuelve a aparecer como la protagonista en nuestro país.

Por el contrario, lo que sana es el trabajo, una economía fuerte y productiva, un país en marcha.

El lunes 31 de mayo es nuestra fecha límite. No hay trabajos “secundarios”. En Argentina, todo trabajo es esencial.

2 COMMENTS

  1. No hay problema, abran los negocios y reciban gente, sigan con su vida como si nada pasara, dentro de dos o tres semanas tendremos 5000 o 6000 casos por día y muchos mas muertos que ahora.
    Sigan negando que no pasa nada y hagan lo que quieran, yo no voy a ir a su hotel o bar a enfermarme, pero seguro que otros negadores como Uds. irán a compartir el virus todos juntos

  2. Quédate en tu casa ya que podes y gracias dios que te pagan u sueldo hay mucha hambre la gente tiene que laburar si no te gusta no opines ..cómo se nota que avos no te está involucrado y te está pasando esto ..que crueldad de criticar y no ser más unidos ..que tipo de ser humano sos .

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here