Los ajustes que sufrieron los combustibles líquidos desde agosto de 2020, post congelamiento de precios, pero fundamentalmente este año fueron considerados como “el pedido de un esfuerzo a todos los argentinos” por el presidente de YPF, Pablo González.

Luego de confirmar que este fin de semana las pizarras volverán a sufrir modificaciones, se encargó de remarcar que “son los últimos aumentos del año”. Las subas sufridas en los últimos tiempos llevaron al cambio de mando en la petrolera estatal, con la salida de  Guillermo Nielsen.

Ahora, González argumenta, por un lado, que con los nuevos precios (una nafta Súper cuyo litro terminará costando cerca de los $ 100 en la ciudad de Córdoba, por caso)  el margen de ganancia de la empresa permitió ” producir gas y petróleo  e impedir que se importe combustible ”.

Pero a su vez, salvando impuestos y biocombustibles, YPF habrá incrementado “un 28,1%” sus valores,  “por debajo de la inflación” pautada en el Presupuesto de este año. El funcionario resaltó que no se trasladó la totalidad del precio del barril internacional al surtidor.

Hasta este viernes, en la capital cordobesa el valor de los combustibles líquidos se incrementó entre el 27 y el 29 por ciento.

Cba25n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here