La Universidad Provincial de Córdoba (UPC) fue una de las locaciones elegidas para el rodaje de «Granizo», la producción de Netflix que tiene como protagonista a Guillermo Francella, bajo la dirección del cordobés Marcos Carnevale.

En el film internacional, la casa de estudios escenifica un hospital. Para adecuar las instalaciones, previamente se intervinieron los muros del edificio universitario. En el rodaje también participaron como extras y colaboradores nueve estudiantes de la universidad.

La elección de la UPC como escenario fue propuesta por el Polo Audiovisual de la provincia (que la UPC integra) y gestionada luego, hacia el interior de la institución, por la Secretaria de Extensión y Relaciones Institucionales.

Mariela Edelstein, a cargo de esta área, fue la encargada de coordinar el despliegue de la producción en la UPC y la articulación con las personas que hicieron posible el trabajo. Junto a Mariana Dallera, vicedirectora a cargo de la Escuela Superior de Artes Aplicadas Lino Spilimbergo de la Facultad de Arte y Diseño y de Sirley Sessa, encargada del Área de Infraestructura.

En el campus Ciudad de las Artes de la Universidad también se filmaron exteriores y una escena en el ingreso de la Escuela de Bellas Artes, José Figueroa Alcorta, instancia que acompaño un situ la vicedirectoraMarcela Millicay.

Estudiantes en escena

Desde la Secretaria de Extensión se gestionó la participación en la producción de estudiantes de tres carreras pertinentes vinculadas a la actividad: la Tecnicatura Universitaria en Escenografía, la Tecnicatura Universitaria en Iluminación de Espectáculos y el Profesorado de Teatro.

La coordinación estuvo a cargo del regente de la Escuela Superior Integral de Teatro Roberto Arlt,David Picotto quien, junto a los docentes Cristian Cavo y Cristian Sosa, organizó la participación de los estudiantes.

Tras un casting de extras, propuesta a la que se sumaron 20 estudiantes del Profesorado, la productora de «Granizo» seleccionó a cinco: María Luz Orellana, Ana Laura Michelotti, David Faerman, Milagros Abril Gauna Gómez y Martin Collante.

“No esperaba quedar, así que fue enorme la sorpresa para mí”, expresó Collante, estudiante de segundo año del Profesorado de Teatro que se emocionó al compartir el set con un actor de la talla de Francella.

“Ver la Universidad transformada en un set de rodaje es algo que no se podía creer”, aseguró el estudiante y reconoció el valor de que la Universidad brinde estas oportunidades: “Como estudiante de teatro pienso que es muy enriquecedor que se den estas propuestas y sin lugar a dudas ayuda a poner en valor las producciones de acá”.

Débora Natalia Ceballos Fernández y Romina Funes, quienes cursan la carrera de Escenografía, y Oscar Antonio Gavilán y Juan Pablo Portela Herrera, que estudian Iluminación de Espectáculos, tuvieron una experiencia completa de rodaje: participaron en todas las etapas que se desarrollaron en la UPC, junto al equipo técnico de Arte que venía desde Buenos Aires, el equipo de Córdoba y con las escenógrafas de la película.

Entre otras tareas, las/os estudiantes se encargaron del ploteo que convirtió al establecimiento educativo en un nosocomio; prepararon el set del cuarto del hospital e incluso pintaron la fachada de otra de las escuelas que se utilizó para las tomas de exteriores.

Sobre la experiencia, Romina Funes destacó el trato cálido y amable de todo el personal de producción de la película: “Estamos súper contentos porque estamos a punto de recibirnos, preparando el proyecto final para terminar la carrera y cerrar nuestro paso por la facu de esta forma es sumamente gratificante; creo que valoraron toda la garra que le metimos”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here