El Concejo de Representantes aprobó el pasado jueves 8 de abril, por mayoría y en segunda lectura, la creación de la empresa VCP Gas con el municipio y la Cooperativa San Roque como socios, con la idea de que sea la nueva subdistribuidora del servicio de gas natural en Villa Carlos Paz. Dieron sus votos los concejales de Carlos Paz Unido (Soledad Zacarías, Sebastián Guruceta, Carla Livelli, Mariano Melana, Carina Fernández, Leonardo Villalobos y Patricia Morla), junto a la edila radical Natalia Lenci.

La decisión se tomó sin tener en cuenta el unánime rechazo al proyecto expresado en la audiencia pública, ni la resolución del INAES declarando ‘irregular e ineficaz’ la asamblea de la Cooperativa San Roque que cambió su objeto social (ver aparte), un paso clave para poder avanzar en la conformación de la sociedad anónima.

Durante el debate en la sesión, la concejala Carina Fernández (CPU) detalló los cambios que se le hicieron al proyecto.

Entre ellos que en la designación de los directores de la empresa habrá participación del Cuerpo Legislativo, mientras que en la nominación de los síndicos tendrán participación todas las minorías.

En cuanto a las modificaciones en el estatuto, Fernández refirió a la inclusión de la palabra “exclusivamente” en el artículo tres, lo cual deja en claro que sólo pueden ser socios del municipio entes cooperativos.

“Muy lejos está en la intención de Carlos Paz Unido que el servicio pase a manos privadas”, aseguró.

Seguidamente habló el concejal Carlos Quaranta quien valoró los cambios hechos al proyecto, pero recordó que la propuesta inicial que envió el Ejecutivo tenía otro perfil. ‘Hubo un intento por imponer  aquellas condiciones que abrían la puerta a los privados’, recordó.

A la hora de justificar su rechazo al proyecto, Quaranta hizo referencia a la resolución del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) que declaró “irregular e ineficaz a los efectos administrativos” la asamblea celebrada por la Cooperativa San Roque en la cual se buscó modificar el objeto social para permitirle incursionar en la prestación del servicio de gas natural. 

“Puede ser que la cooperativa no haya sido notificada, pero nosotros estamos viendo la resolución. Somos funcionarios públicos. No podemos desconocer esa resolución”, remarcó.

Es que el día anterior a la sesión el presidente de la institución, Pedro Farías, ingresó una nota planteando que la Cooperativa San Roque ‘se encuentra con sus datos actualizados’, y amenazando con iniciar acciones legales contra el ‘pasquín web’ que publicó la resolución del INAES, desconociéndola.

Vale acotar que es la primera y, hasta el momento, única intervención pública de Farías desde que el intendente anunció en noviembre pasado la intención de conformar VCP Gas. Silencio absoluto a pesar de las dudas y críticas, sin ninguna explicación sobre ningún aspecto, que se mantiene hasta hoy.

El voto crucial para la aprobación (requería mayoría agravada) fue el de la concejala radical Natalia Lenci. Recordó que no compartió la decisión de CPU de dar por finalizada la experiencia de CPG y emprender la liquidación de la empresa pero, según dijo, para oponerse a la llegada de una empresa privada, votaba a favor de la creación de una empresa local.

¿Y ahora?

La ordenanza fue sancionada, promulgada y entró en vigencia. Sin embargo, la sociedad no podrá conformarse hasta que la Cooperativa San Roque desarrolle una asamblea de asociados de acuerdo a la normativa vigente y se apruebe una modificación del objeto social. Luego, habrá que esperar que el INAES valide el estatuto para, recién ahí, firmar su integración a la sociedad anónima con el municipio para prestar el servicio de gas natural.

Una vez cumplido todo esto, la nueva empresa deberá gestionar -y conseguir- ante el Enargas la matrícula de subdistribuidora.

El INAES declaró ‘irregular e ineficaz’ la asamblea de la Cooperativa San Roque que cambió su objeto social

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) resolvió declarar ‘irregular e ineficaz a los efectos administrativos’ la asamblea celebrada el pasado 7 de noviembre por la Cooperativa San Roque y durante la que se modificó su objeto social para permitirle incursionar en la prestación del servicio de gas natural.

El INAES, además, intimó a la institución para que ‘dentro del término que a tales efectos fije’ la dirección de Supervisión Cooperativa y Mutual ‘a convocar nuevamente a asamblea a los mismos fines y efectos que la llevada a cabo el citado día 7 de noviembre, dando acabado cumplimiento a lo establecido por el ordenamiento jurídico en lo que atañe a la convocatoria, notificación a los asociados, celebración y documentación posasamblearia’.

Cabe recordar que la cuestionada asamblea se llevó a cabo apenas unos días antes que el municipio anunciara la intención de crear una sociedad con la Cooperativa San Roque para reemplazar a Carlos Paz Gas en la prestación del servicio de gas natural.

Para poder avanzar en la creación de esta empresa era necesario modificar el objeto social ya que, hasta ese momento, la entidad estaba limitada a la prestación de servicios de agua y electricidad.

De acuerdo a la información que posee el INAES, solo participaron de dicha asamblea virtual 14 asociados (siete consejeros titulares, tres consejeros suplentes, una síndica titular, una síndica suplente y dos asociados), aprobándose la reforma del objeto social con 11 votos.

En los fundamentos de su decisión, el INAES remarcó que a la fecha de la asamblea la Cooperativa San Roque se encontraba con su autorización para funcionar suspendida en virtud de lo establecido por la Resolución N.º 1864/19, lo que fue resaltado por los veedores que participaron.

Esta suspensión implicaba que la cooperativa no podía llevar a cabo ninguna actividad relacionada con su desenvolvimiento institucional y cumplimiento del objeto social hasta tanto no diera cumplimiento a la Actualización Nacional de Datos, lo que ocurrió recién el 11 de diciembre de 2020.

Por otro lado se advierte que no surge de la documentación preasamblearia presentada ante el INAES que se haya acompañado el texto de la reforma del objeto social que se proponía: ‘Esto contraría expresamente lo dispuesto por el artículo 41 de la Ley N.º 20337 y lleva a sospechar (tal como expresan los veedores en su informe) que tampoco fue puesto a disposición de los asociados en tiempo y forma’.

En la resolución fechada el 30 de marzo se detalla, además, una larga lista de documentación administrativa e institucional que la Cooperativa San Roque adeuda al INAES.

Nota correspondiente a la edición n° 564 del periódico La Jornada, del 28 de abril de 2021.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here