La historia comienza con un tuit: “Quiero aclarar que entré a http://nic.ar vi el nombre de http://google.com.ar disponible y lo compre legalmente como corresponde!”, declaración que pertenece a la cuenta de Twitter de Nicolas Kuroña (@Argentop), un argentino que aseguró haber comprado la titularidad de la URL del buscador más popular del mundo.

El insólito acontecimiento ocurrió en la noche del miércoles, pasadas las 22, luego de que el sitio de Google Argentina permaneciera caído durante algunos minutos con la siguiente leyenda: “No se puede acceder a este sitio web” , lo que generó una explosión de mensajes en redes sociales.

Circulaban hipótesis de lo que estaba aconteciendo, pero la versión que cobró más fuerza fue que el dominio de Google.com.ar se había vencido: “No los quiero asustar, pero http://google.com.ar devuelve NXDOMAIN. El dominio tiene fecha de alta HOY, está registrado a nombre de un X, y no está delegado”, publicó Pablo Alejandro Fain en Twitter.

Así se viralizó una captura de pantalla donde en el sitio Nic.Ar, el registro oficial de sitios web del país que depende de la Secretaría de Legal y Técnica del Gobierno, devolvía el siguiente mensaje ““¡Ufa! El dominio no está disponible”, cuando se buscaba Google.com.ar.

¿De quién era propiedad el dominio de Google.com.ar entonces? Allí fue cuando la cuenta de Twitter de Nicolás Kuroña (@argentop) aclaró que era él: había visto la disponibilidad del dominio y lo compró, siendo “dueño” por unos minutos la versión argentina del buscador más popular del mundo.

Cuando un dominio se vence, se libera de forma automática para que otro lo registre, y eso es lo que habría ocurrido con este joven argentino. Su acción le valió cientos de seguidores y decenas de memes, donde lo felicitaban por tamaña “hazaña” o lo comparaban con “Bill Gates”.

Tanto #Google como #Berazategui, partido bonaerense en el que vive Kuroña, fueron tendencias inmediatas en Twitter durante los minutos en que fue “dueño” del dominio.

Sin embargo, luego la cuenta Dominios Argentinos aclaró esa cuestión: “Acá tenés un poco más de info. http://google.com.ar no estaba vencido ni caducó. Vencía en julio. Hasta esta madrugada estaba a nombre de Google. Alguien lo transfirió o paso algo raro”.

Tras el misterio e intriga que causó la situación, Google Argentina emitió un comunicado aunque no ofreció mayores detalles de por qué pasó lo que pasó: “El problema que afectaba el acceso a google.com.ar ya fue resuelto. Lamentamos los inconvenientes que esta situación pudiera haber generado y seguimos investigando las causas”.

Esta no fue la primera vez que ocurrió algo así: el 29 de septiembre de 2015, Sanmay Ved, un estudiante estadounidense, compró el dominio Google.com por 12 dólares.Sin embargo, la reacción fue rápida: tan solo un minuto después de la compra, Google Domains la canceló y devolvió el dinero a la cuenta de Ved.

Según medios especializados, Ved contó que Google después lo contactó para ofrecerle “una compensación económica” por haber detectado el error.

Tras esa oferta, el estudiante le solicitó al gigante de Internet que ese dinero se lo diera a una ONG de India, por lo cual la cifra se terminó duplicando.

Télam

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here