VillaNos Radio

En la última sesión, el Concejo de Representantes aprobó por unanimidad el cambio de nombre de la plaza de avenida Perón y los Gigantes para que, de ahora en más, lleve el nombre de Franco Amaya, el joven asesinado por la policía de la provincia de Córdoba el 22 de febrero de 2017.

“Esto un alivio a mi alma y a mi corazón, después de tanto dolor. Es una caricia y estoy contenta de que se haya aprobado”, dijo a VillaNos Radio Laura Cortez, la mamá de Franco.

La iniciativa fue impulsada por la familia del joven ya desde el año 2018. Luego, y al no recibir tratamiento legislativo, fue el Parlamento Juvenil -a instancias de la agrupación Jóvenes Transformando- que se generó un nuevo proyecto, también aprobado por unanimidad en noviembre de 2020.

Franco tenía 18 años cuando fue fusilado por la espalda al pasar en moto por un control vehicular la madrugada del 22 de febrero de 2017. Estaba a punto de recibirse de peluquero. Cursaba sus estudios secundarios en el Cenma 2017.

El disparo que le quitó la vida fue efectuado por el policía Rodrigo Maximiliano Velardo Bustos (26) con seis meses de antigüedad en la fuerza. Mientras, José Ezequiel Villagra (23), quien era el oficial responsable del control con dos meses de experiencia, se negó a auxiliar al joven que agonizaba. Ambos estaban alcoholizados.

En mayo de 2018 hubo un juicio. Allí Bustos fue condenado a 12 años por el crimen y Villagra fue absuelto por el tribunal de la Cámara 11ª del Crimen, presidida por Daniel Ferrer Vieyra e integrada por las vocales Graciela Bordoy de Pizzicari y María Susana Frascaroli. Los jueces consideraron que Bustos actuó por “dolo eventual” y no por “culpa consiente”, es decir que no tuvo intenciones de matar. El tribunal consideró que, el hecho de que los policías estuvieran alcoholizados, fue un atenuante.

La familia apeló el fallo y aun no hay novedades. Laura dijo esperanzada que tiene expectativa de que este año haya novedades. “Tengo la esperanza de que este año salga la apelación. Quiero ir a Tribunales a pelear por eso. Si tuviera la oportunidad de hablar con los concejales que decidieron aprobar el cambio de nombre de la plaza, les diría que ellos también me pueden acompañar en este pedido de justicia. Franco es un hijo de Carlos Paz, es un hijo de todos. Porque, así como le pasó a mi hijo, le podría haber pasado a cualquiera. Y creo que todos son padres.

“Mi hijo fue el que le puso el pecho a esa bala. Me gustaría que Franco sea hijo de todos. El hermano, el amigo de todos. Porque ayer fue Franco y mañana puede ser otro. Les pido que acompañen esta lucha, que no es fácil. Hubo juicio, pero no justicia. Les pido que me acompañen. Que todos peleamos por lo mismo derechos de todos los pibes y pibas y no sólo de Carlos Paz”, dijo.

Y remarcó: “A los que matan se los tiene que condenar como se debe. Así como madre de condenaron a estar toda la vida sin mi hijo, que a los responsables se les prohíba la libertad para toda su vida”.

En este sentido, insistió en la demanda de ser acompañada en ese reclamo de justicia. “Hace falta que te acompañen, porque te duele cuando te dan vuelta la cara. Duele porque te sentís nada, te sentís nadie”, manifestó.  

La palabra de lxs concejalxs

La totalidad de los bloques partidarios decidió acompañar con su voto la aprobación oficial del cambio de nombre a la plaza. Esto fue lo que dijeron lxs edilxs:

Leonado Villalobos (CPU): “Hoy mediante esta ordenanza queremos darle un mensaje simbólico a nuestra sociedad, brindándoles esperanza de que desde este gobierno y desde este Concejo de Representantes apoyamos a cada una de las luchas justas que cargan un símbolo aun mayor que la causa misma”.

Jorge Lassaga (CPST): “La plazoleta que se está reconociendo desde este Concejo de Representantes ya hace mucho tiempo que se llama Franco Amaya. Esto es así porque es evidente la acción de una familia y de una madre que ha transformado su dolor en un pedido de justicia”.

Daniel Ribetti (CPD): “Quiero expresa nuestro sentimiento solidario con la familia, por esta tragedia que les tocó transitar y manifestar el compromiso de nuestro espacio con esta causa. Sobre todo, plantándole en la medida de lo posible, resistencia a la violencia institucional, que por lo que está a la vista no es mérito exclusivo de las fuerzas de seguridad sino que atraviesa nuestra vida cotidiana en múltiples dimensiones”.

Gustavo Molina (FC): “Tras el asesinato de Franco, recuerdo que el Concejo logró convocar al jefe de la policía para que nos explique el estado de situación. Pudimos tener un acercamiento. Se comprometió a revisar ciertas prácticas. A partir de eso, la policía empezó un nuevo programa de formación. Pero, a vista de los resultados, no han sido tan buenos”. 

Carla Livelli (CPU): “Este proyecto fue un dictamen del Parlamento Juvenil, órgano asesor de este Cuerpo, creado por Carta Orgánica, que es la voz de los jóvenes. Trae las iniciativas, los intereses y las posiciones de los jóvenes a este Cuerpo”.

Natalia Lenci (UCR): “La verdad es que como mamá de adolescentes también tengo esa preocupación cuando salen mis hijos, a que vuelvan sanos y salvos. El abuso que vemos por parte de quienes nos tienen que cuidar, nos da impotencia. Espero que esto ayude a reflexionar a toda la policía”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here