Foto: Carlos Paz Profunda.

Vecinos de barrio Colinas de Villa Carlos Paz vienen desarrollando una serie de reclamos ante el municipio pidiendo que se dispongan guardias médicas los fines de semana y feriados en el Centro de Salud del Distrito Oeste.

Entre estas acciones, el pasado 6 de marzo se realizó una marcha que partió desde la plaza del barrio hasta la sede del dispensario.

Para este miércoles desde las 18 está prevista una intervención de las mismas características.

La respuesta del municipio, lejos de atender el pedido de los vecinos, ha sido intensificar las presiones y los castigos buscando desalentar el reclamo.

En este sentido, Marcelo Cravero denunció que tras la primera marcha, a muchos de los vecinos que participaron se les negó el acceso al bolsón de alimentos que se entrega todos los meses.

‘Al día siguiente de la marcha entregaban el bolsón y a muchos de los que fuimos nos lo negaron, aduciendo que no lo retirábamos. Eso no es cierto. En mi caso comenzamos a recibir el bolsón con la pandemia, y siempre lo buscamos. También les pasó a otros vecinos, incluyendo a una señora discapacitada’, dijo en una entrevista con VillaNos Radio.

Contó, además, que un integrante del municipio ‘me llamó para decirme que podían mandar gente sin barbijo’ con el objetivo, claramente, de desvirtuar la movilización.

‘Eso ya lo dejé asentado en la policía. Nosotros pedimos que se cumplan todos los protocolos, alcohol en gel, barbijo y distanciamiento’, repasó.

A nivel personal ‘me culpan de muchas cosas, como que quiero un puesto. Yo no soy político y dicen que quiero ser defensor del Pueblo. ¿No sé ni escribir y voy a ser defensor?

Tengo mis oficios y no necesito de un cargo para vivir’.

También relató que un funcionario ‘me amenazó con llevarme a la justicia por calumnias e injurias’.

‘Le dije que tenía tres testigos de cómo los apretó para que no fueran a la marcha. Ahí bajó los decibeles y pidió disculpas’, expresó.

En cuanto al reclamo insistió con que, ‘no pedimos nada del otro mundo, solo asistencia los fines de semana y feriados, pero no tenemos ninguna respuesta’.

‘Desde el centro vecinal contaron que mantuvieron una reunión en el municipio donde les dijeron que lo iban a analizar, pero nada más. Ni siquiera se hizo un acta. Solo estuvieron las cámaras y eso no sirve de mucho’, advirtió.

‘Seguimos igual o peor. No están respondiendo a los pedidos de un barrio tan grande y tan necesitado’, remarcó.

Respecto a su relación con Horacio Gigena, expresidente del centro vecinal de Colinas y actual coordinador de Economía Social y Empleo, Cravero señaló que, ‘era muy buena. De hecho lo ayudé en la campaña, y le pedí que cumpliera su mandato. Pero renunció para irse al municipio. Cuando se fue lloró con lágrimas de cocodrilo y ahora está enojado con muchos de los vecinos que estamos reclamando por algo justo en beneficio del barrio’.

La nueva marcha tendrá lugar este miércoles desde las 18. El punto de encuentro es la plaza del barrio desde donde se dirigirán hacia el hospitalito.

‘Vamos a hacer un poquito más de ruido que la otra vez’, anticipó.

Confió en que los vecinos respaldarán el reclamo, aunque admitió que, ‘la gente tiene miedo y está confundida’.

‘Nos dicen que con la marcha ponemos en riesgo la salud de la gente. Nosotros cumplimos con todos los protocolos. Pero ellos hace 10 años que están en el gobierno poniendo en riesgo la salud de la gente del barrio’, finalizó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here