El Concejo de Representantes sancionó una ordenanza que estableció fuertes multas para quienes circulen en vehículos con escape libre en Villa Carlos Paz.

La decisión se tomó el jueves pasado cuando se aprobó por unanimidad el proyecto que unificada dos propuestas sobre la temática; una presentada en agosto del año pasado por la edila Natalia Lenci, y otra más reciente del departamento ejecutivo.

El texto modificó diferentes artículos de las ordenanzas 965 (ruidos molestos) y 1066 (Código de Faltas).

A partir de ahora, entonces, ‘queda prohibido dentro de los límites del ejido municipal: causar, producir o estimular ruidos innecesarios y/o excesivos que, propagándose por vía aérea, afecten o sean capaces de afectar la tranquilidad y/o la salud pública’.

Relacionado a este problemática se considera que causa, produce o estimula ruidos con afectación al público ‘el solo hecho de circulación de vehículos de tracción mecánica, desprovisto de silenciador, alteración de los mismos que modifique el estado original del escape de gases, deficiencias de funcionamiento, salidas directas total o parcial de gases de escape no acordes a normas reglamentarias vigentes’.

La flamante ordenanza expresa a que, ‘el funcionario/inspector actuante, verificado y constatados los hechos  con o sin equipo de medición sonora, tendrá la facultad de retener el rodado por considerar que de seguir circulando es perjudicial para la salud y/o causa molestias e intranquilidad a la población.

En el caso que el conductor no pueda subsanar la infracción inmediatamente, se procederá a su secuestro y traslado a instalaciones del depósito municipal, enviándose las actuaciones  a la  Justicia Administrativa Municipal de Faltas’.

Llegado a este punto, el juez podrá, analizando las circunstancias, ‘eximir del pago de la multa o reducir su monto al infractor que dentro de los 6 días de notificado del acta de infracción, acredite por medio fehaciente y material, la tenencia o la  compra del equipo silenciador o similar normalizado. Debiendo sustituir a costa del infractor el escape en el emplazamiento de depósito municipal.

Habiendo abonado multa si correspondiere, traslado y derecho de depósito, pero sin realizar el cambio del equipo o la mencionada acreditación por medio fehaciente y material, la devolución al titular de la unidad secuestrada, se realizará sin posibilidad de circulación hasta que realice las modificaciones a la misma’.

También se prohíbe dentro de los límites del ejido municipal, ‘la comercialización de caños de escapes no reglamentarios ni homologados según lo establecido, siendo pasibles de las mismas sanciones establecidas por la presente ordenanza de acuerdo al Código Municipal de Faltas’.

Las multas

La falta de silenciador, la alteración de los mismos que modifique el estado original del escape de gases, en violación a las normas reglamentarias establecidas en la Ordenanza N°965, será sancionado con una multa de 50 veces el valor del litro de nafta súper (YPF) a 90 veces el valor del litro de nafta súper, que rija en esos momentos.
En caso de primer reincidencia, el conductor y/o el/la titular del vehículo, será sancionado con una multa del 50% más de lo impuesto por la Justicia Administrativa Municipal de Faltas y se procederá a suspender la licencia de conducir por 15 días.
En caso de segunda reincidencia, se aplicará el doble de lo fijado a la primera sanción establecida y se procederá a la suspensión por 30 días de la licencia de conducir.

El silenciador con deficiencias de funcionamiento y la producción de ruidos motivados por causas imputables al rodado, motor, carrocería, carga del vehículo, será sancionado con una multa de 30 veces el valor del litro de nafta súper (YPF) a 50 del litro de nafta súper (YPF) que rija en esos momentos.
En caso de primera reincidencia, el conductor y/o el/la titular del vehículo, será sancionado con una multa del 50% más de lo impuesto por la Justicia Administrativa Municipal de Faltas y se procederá a suspender la licencia de conducir por 15 días.
En caso de segunda reincidencia, se aplicará el doble de lo fijado a la primera sanción establecida y se procederá a la suspensión por 30 días de la licencia de conducir.

El uso de escape antirreglamentario por automóviles y moto vehículos, será sancionada con multa de 50 veces el valor del litro de nafta súper (YPF) a 90 del litro de nafta súper (YPF) que rija en esos momentos.
En caso de primera reincidencia, el conductor y/o el/la titular del vehículo, será sancionado con una multa del 50% más de lo impuesto por la Justicia Administrativa Municipal de Faltas y se procederá a suspender la licencia de conducir por 15 días.
En caso de segunda reincidencia, se aplicará el doble de lo fijado a la primera sanción establecida y se procederá a la suspensión por 30 días de la licencia de conducir.

‘Esta ordenanza es el resultado de un pedido implorado por vecinos de distintos barrios de nuestra ciudad. Ahora solo resta el control vehicular y la aplicación de las medidas’, destacó Lenci.

1 COMMENT

  1. Muy bien. La ciudad es grande y los inspectores están en el centro. Los ruidos son fácilmente notados en zonas abiertas, aceleradas, picadas, etc, y si el inspector puede circular en moto, fácilmente, la ciudad recuperará lá calma. Veremos… Los ruidos abundan en las costaneras

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here