La pandemia cumplió un año. Pero también las familias cordobesas debieron tolerar el simbronazo económico que significa.

Lo ocurrido hacia adentro de 900 hogares en distintos sectores de la provincia de Córdoba se ve reflejada en el informe reciente elaborado por el departamento de Estadísticas y Tendencias del Centro de Almaceneros.

Allí se deja ver las complicaciones para afrontar los últimos tiempos. En el reflejo anual de la Canasta Básica Alimentaria, por ejemplo, se aprecia que, sólo para comer, una familia “tipo” según Indec, compuesta por ‘una pareja de entre 35 y 38 años y dos menores a cargo, de entre 5 y 8 años’, demandó $ 44.093,38.

Los alimentos, por las nubes

Como si el último año hubiera sido sencillo de asumir, los siderales aumentos de precios de los alimentos básicos complicaron aún más a las familias cordobesas.

El relevamiento de “90.000 precios de los 60 artículos que componen éste ítem, relevados en 1.500 unidades comerciales de distinta tipología y formato” realizado es contundente respecto a que, las subas estuvieron muy por encima de la inflación oficial.

No de manera casual, los productos que más se consumieron en el último período anual fueron perdiendo valor nutritivo y aumentando su precio.

Los distintos cortes de carne siguieron la línea del mercado tradicional: pasaron de un año a otro a valer el doble y su consumo se desplomó.

Pero hubo otros casos en los que, pese a siderales aumentos, se siguen consumiendo por su básica necesidad.

El arroz, por caso, subió su precio un 98% en un año, los fideos largos secos casi el 97 por ciento, los huevos el 91,5 y los tradicionales criollitos un 92,5%.

La Canasta Básica Total, en tanto, que incluye gastos de la vida diaria, se estiró en el pasado marzo a 61.584 pesos. Subió un 3,83% el mes pasado y un 42,18 por ciento a nivel interanual.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here