La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Córdoba destacó que la medida de fuerza que lleva adelante este viernes el personal de salud municipal del Hospital Gumersindo Sayago, dispensarios, consultorios externos, La Fábrica y Centro Odontológico cuenta con un altísimo nivel de acatamiento.

En este sentido precisaron que la adhesión es de aproximadamente el 90%.

Sólo se atienden urgencias y pacientes Covid-10; y en el caso del hospital se realizaron algunas intervenciones quirúrgicas de emergencia.

La retención de tareas inició a las 0 horas de este viernes y se mantendrá hasta la medianoche, en reclamo por la reincorporación de las/los trabajadores/as de la salud despedidos/as sin causa en diciembre, el fin de la precarización laboral -que en salud alcanza al 83 por ciento-, recomposición salarial -y “reconocimiento” para todo el personal de la Secretaría- y el fin de la persecución a las/los afiliados/as a ATE -gremio mayoritario en el sector-.

ATE valoró la realización de la medida de fuerza a pesar del amedrentamiento y los aprietes permanentes del gobierno municipal.

Como ejemplo vale citar que personal de Seguridad VCP fue desplegado en el hospital Sayago para tomar nota de quiénes son los profesionales que adhieren al paro. Además, recorren las instalaciones despegando los carteles que puso el gremio informando a los vecinos sobre la situación que enfrentan los trabajadores de la salud.

Incluso, uno de los médicos debió colocarse junto al pasacalle ubicado sobre calle Brasil, en el ingreso de la guardia, para evitar que sea quitado por los integrantes del área de Seguridad, en un vergonzoso intento del intendente Daniel Gómez Gesteira por ocultar la realidad de la salud pública en Villa Carlos Paz.

Desde el gobierno, además, tildaron de ilegal el paro, a lo que ATE respondió asegurando que la medida de fuerza fue notificada como corresponde tanto al ministerio de Trabajo de la nación como al municipio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here