En la función de este miércoles de “Fátima es Camaleónica”, se vivió un momento muy especial y emotivo, ya que Fátima, en el cuadro de las grandes mujeres de la música argentina, fue sorprendida por Soledad  con quien juntas interpretaron la canción “Que nadie sepa mi sufrir” haciendo estallar al público que las ovacionó con aplausos.

Al terminar el tema, con mucha emoción las artistas se refirieron a la temporada y demostraron la unión que hay entre ambas figuras y la solidaridad de ambas partes, en un verano atravesado por la pandemia.

“Estoy muy feliz por la buena onda y la humildad de esta diva, a quien admiro mucho, porque también está haciendo temporada en el Teatro Luxor y, en su día libre, vino a ver mi espectáculo y se subió al escenario para que podamos estar juntas y hacerle este regalo a la gente que con tanto esfuerzo compra las entradas. Eso demuestra que los artistas debemos estar unidos”, dijo Fátima emocionada.

Pero ello no fue todo, porque a pedido del público, se despidieron con la canción “Entre a mi pago sin golpear”, que hizo aplaudir de pie a los espectadores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here