El intendente Daniel Gómez Gesteira envió el viernes de 30 de octubre al Concejo de Representantes (al filo del último plazo estipulado por la Carta Orgánica) el proyecto de Presupuesto 2021.

El Cálculo General de Gastos de la Administración Municipal de Villa Carlos Paz suma un total de 3.709.199.972 pesos.

Esto representa aproximadamente un 25% de aumento sobre el aprobado inicialmente para 2020: 2.971.727.424 pesos.

‘Los ingresos presupuestados han sido calculados teniendo en cuenta la realidad económica, enmarcada en un contexto incierto no sólo provincial y nacional, sino mundial, como consecuencia de la emergencia sanitaria declarada por la Organización Mundial de la Salud, con motivo de la pandemia de Covid-19. La excepcionalidad de los momentos que vive la humanidad tornan imprecisa la más elaborada de las previsiones’, aclara el mandatario en la nota de elevación.

Tras fijar ‘las prioridades y asignado los recursos estimados para llevar a cabo su cumplimiento’ se arribó a un presupuesto ‘cuyas erogaciones se orientan a las áreas de Salud Pública y Desarrollo Urbano Ambiental’.

‘La salud es una prioridad de gobierno en esta pandemia pero también se incluyen en el esquema el Desarrollo Social y la Seguridad’, afirmó Gómez Gesteira.

Sin embargo, desde el arranque nomás se plantean contradicciones entre los dichos y los hechos. Es que, por ejemplo, el presupuesto de Salud Pública para el año próximo representa el 14,58% del total. En tanto que en el correspondiente a este año era del 15,1%. Es decir que, en términos porcentuales, el peso del área es menor, y no mayor como da a entender el intendente.

Lo mismo ocurre con la secretaría de Desarrollo Social: su presupuesto 2021 representa el 4,58% del total, contra el 5,3% de 2020.

Sí hay un leve incremento en la secretaría de Desarrollo Urbano Ambiental (39,74% contra 38,9%) y otro más significativo en la secretaría de Gobierno, de donde dependen las políticas de seguridad (9% contra 6,9%).

El proyecto, para ser convertido en ordenanza, debe ser aprobado con el mecanismo de doble lectura y audiencia pública, antes de fin de año.

De la misma forma debe aprobarse la Tarifaria, aunque en este caso el proyecto aún no se conoce. Es que el intendente demora el envío hasta último momento para intentar minimizar las habituales críticas cuando trasciende el porcentaje de aumento en las tasas municipales que, para 2021, se estiman en cerca del 25%.

Así se distribuyen los fondos

Concejo de Representantes: $ 103.618.300 (2,79%)

Consejo de Planificación Urbana Ambiental: $ 6.619.200 (0,18%)

Defensor del Pueblo: $ 22.655.600 (0,61%)

Tribunal de Cuentas: $ 26.625.000 (0,72%)

Intendencia: $ 115.452.297 (3,11%)

Secretaría de Gobierno y Coordinación: $ 334.723.676 (9,02%)

Secretaría de Economía y Finanzas: $ 410.795.774 (11,08%)

Secretaría de Turismo, Deportes y Cultura: $ 401.176.600 (10,82%)

Ente de Promoción Turística CAPTUR: $ 54.159.800 (1,46%)

Secretaría de Desarrollo Social, Educación, Género y Diversidad: $ 169.965.620 (4,58%)

Secretaría de Salud Pública: $ 540.681.700 (14,58%)

Secretaría de Desarrollo Urbano Ambiental: $ 1.473.877.505 (39,74%)

Tribunal de Faltas: $ 32.448.900 (0,87%)

Amortización de la Deuda: $ 16.400.000 (0,44%)

Total: $ 3.709.199.972

Más discrecionalidad para contrataciones directas, ‘marca registrada’ de CPU

Un dato que siempre resulta interesante revisar en los sucesivos Presupuestos es el relacionado al límite que se establece para la realización de compras directas por parte de los funcionarios jerarquizados. Es decir, compras que se resuelven casi que ‘a sola firma’, con pocos controles y sin necesidad de realizar concursos de precios ni licitaciones. Y que por eso mismo están destinadas a resolver cuestiones que requieren montos no tan importantes.

En el proyecto de Presupuesto 2021 el aumento para este rubro es del 50%. Claramente no se corresponde con el incremento general del Presupuesto (25% respecto al vigente) ni con la inflación. Se asocia esta decisión, más bien, a la necesidad de profundizar la discrecionalidad en la contratación de diferentes ítems.

Por caso, para 2021 el intendente Daniel Gómez Gesteira podrá contratar de manera directa por hasta $ 1.620.000 (este año el tope fue de $1.080.000).

La presidenta del tribunal de Cuentas, los secretarios y el defensor del Pueblo tienen un límite de $ 540.000.

En tanto la titular del Concejo de Representantes puede realizar contrataciones por su cuenta por hasta $ 810.000. Y los directores $ 270.000.

Se fija, además, que los Concursos Privados de Precios serán hasta $ 8.100.000; los Concursos Públicos de Precios hasta $ 27.000.000; Compra Directa en Remate Público hasta $ 13.500.000; y Licitación Pública más de $ 27.000.000.

Nota correspondiente a la edición n° 559 del periódico La Jornada, del 25 de noviembre de 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here