La rotación del viendo hacia el sur ocurrida en las últimas horas complicó el desarrollo del incendio que desde el sábado permanece activo en el sector denominado Cerro Negro, Villa Albertina, jurisdicción de bomberos de Deán Funes.

En el lugar trabajan unos 150 bomberos provenientes de diferentes cuarteles de la Provincia y cuatro aviones hidrantes que operan desde las pistas ubicadas en Totoral y en Deán Funes.

El cambio en la dirección del viento generó una cabeza de fuego de unos 2.500 metros, mientras el perímetro alcanza entre los siete y los ocho kilómetros de longitud.

Mientras tanto, personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego y de Defensa Civil recorren la localidad de Villa Albertina a  los fines de poner en alerta a los vecinos ante la posible llegada de humo para estas horas.

En la región siniestrada también colabora personal del Policía de Córdoba y de la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil.

El riesgo de incendio permanece MUY ALTO.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here