Durante el reporte diario brindado en la mañana del martes para dar cuenta de la situación epidemiológica, se confirmó que Córdoba capital se suma a las regiones en Argentina con transmisión comunitaria de coronavirus.

Hasta el momento, la Nación consideraba que en Córdoba existía solamente transmisión por conglomerado del virus. Esto entra en contradicción con lo que se afirmaba desde la Provincia. Desde al menos tres semanas atrás, el COE Córdoba viene reportando casos en los que el nexo epidemiológico se desconocía. Es decir que en esos casos no se pudo determinar la forma de contagio del virus de persona a persona. Esta es una de las características de la definición sanitaria de “transmisión comunitaria” de una enfermedad.

A pesar de ello, según el decreto de necesidad y urgencia 641/2020, la provincia de Córdoba en su conjunto es uno de los distritos que continúa en distanciamiento social, preventivo y obligatorio (DISPO) con prohibición de reuniones familiares y sociales en casas particulares. El gobierno provincial acató la disposición que rige en todo el país, vigente desde el lunes y por dos semanas.

Así es que la única diferencia entre una fase 4 de aislamiento obligatorio (ASPO) y la situación actual en la capital cordobesa es el permiso de realizar reuniones tanto sociales como familiares exclusivamente en bares y restaurantes, con un límite de seis personas por grupo y con los protocolos correspondientes.

En tanto, desde el gobierno nacional esgrimieron los motivos para que la provincia continúe en DISPO a pesar de la circulación comunitaria. 

Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, afirmó el lunes que a pesar de que el tiempo de duplicación de casos es menor a quince días y hay transmisión extendida del virus, la posibilidad de permanecer en distanciamiento “con un monitoreo cercano” se da tanto en Córdoba capital como Rosario y Mendoza porque “su sistema de salud es robusto, tiene posibilidades de respuesta y se están generando acciones intensivas”.

De todos modos, el titular del COE Córdoba, Juan Ledesma, manifestó el mismo día su preocupación por el aumento de transmisibilidad de la enfermedad. Con diez brotes activos en el territorio, indicó que los análisis “determinaron que en todos los casos, la reunión social fue desencadenante o causal de aumento de casos”.

Ledesma se mostró alarmado por la tasa de duplicación de casos y sobre la diseminación en el interior provincial. Resta evaluar qué impacto tendrá el aumento de casos en el sistema sanitario a corto plazo, ya que el distrito alcanzó 50 víctimas fatales por coronavirus desde marzo y el tiempo de duplicación de casos es menor a quince días.

En tanto, en el reporte nacional de este martes se informaron 133 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas en la provincia. Así, se superó la barrera de los 2500 casos, con 2.567 contagios desde que empezó la pandemia. 

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here