Yatel es un perro ovejero alemán y este viernes rastreó en la subcomisaría de Teniente Origone un objeto que identificaron como perteneciente a Facundo Astudillo, el joven desapareció desde el 30 de abril entre la localidad de Pedro Luro y Bahía Blanca.

Marcos Herrero, adiestrador de Yatel y perito de parte, relató en Tanta Trampa de FM 102.3 que el objeto es una sandía de madera del tamaño de una nuez en cuyo interior hay una vaquita de San Antonio hecho del mismo material.

El perro alertó que la bolsa tenía el olor de Facundo. Cristina, madre del joven desaparecido, también identificó la sandía. Herrero contó que la madre reconoció el objeto y afirmó que era un regalo que Facundo había recibido hace diez años por parte de su abuela antes de fallecer. Los hermanos de Facundo, Jano y Lautaro, también habían recibido un regalo similar.

El adiestrador contó que Yatel trabaja con autonomía. A la orden de “busque”, el perro comienza a registrar el área libremente. Sin encontrar pistas, contó Herrero, el can centró su atención en un calabozo que servía como basurero y estaba cerrado con un alambre.

Al pedir autorización y entrar, Yatel identificó en el calabozo una bolsa transparente con olor a descomposición. La bolsa contenía un paquete de cigarrillos con presuntas manchas de sangre en descomposición y la sandía.

Después, la Policía retiró el elemento para que el perro pudiera confirmar nuevamente el rastro.

Aunque falta mayores peritajes y pruebas, para Herrero la identificación de la sandía por parte de Yatel y Cristina es contundente.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here