En Argentina, hoy en día la legislación vigente autoriza únicamente el uso del aceite de CBD en el tratamiento de pacientes con epilepsia refractaria y en estos casos, se provee gratuitamente a aquellos pacientes que se encuentren matriculados en el Registro Nacional de Pacientes en Tratamiento con Cannabis (RECANN), no obstante, el tema sigue abierto en muchas áreas de la salud del país.

Por una parte, la Agencia Mundial de Antidopaje, organismo internacional que se encarga de registrar, limitar y establecer cuáles son las sustancias prohibidas y permitidas en el deporte, ha confirmado a principio del año 2020 que el uso de aceite de CBD no será sancionado en los atletas, por lo tanto, aquellos que elijan el cannabidiol (CBD) para tratar el dolor, podrán hacerlo siempre y cuando estos aceites contengan trazas mínimas (0,3%) de THC, el componente psicoactivo del cannabis.

Polémica por la marihuana

El aceite de CBD es un derivado de la marihuana: la planta de la que se extrae este tipo de sustancias, por ello, la polémica que existe se debe más a las contraindicaciones que posee la planta que al CBD en sí, ya que aún se esperan más estudios que corroboren sus beneficios y la falta de efectos secundarios en sí.

En el país, son incontables las voces que piden por la ampliación de las patologías contempladas por la Ley 27.350, así como la reglamentación del autocultivo, pero hasta el momento, siguen existiendo limitaciones que para algunos sectores de la población, parecen absurdas.

Dicha contradicción también se evidencia ante la postura del Ministerio de Salud de Argentina, quién dejó planteada la necesidad de trabajar en un reglamento completo que pueda ser capaz de regular la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, con el fin de mejorarla y ampliar las patologías en las que se legaliza su uso.

Qué es el aceite de cannabis (CBD)

El CBD es una sustancia química que actúa en el sistema nervioso central y, por ende, es un psicotrópico, no obstante, al no poseer tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente psicoactivo de la marihuana, no coloca ni modifica la realidad, además de otros efectos del psicoactivo.

Este uso medicinal es milenario y aunque la planta en sí ha sido limitada en muchas partes del mundo, en los últimos años ha crecido en popularidad debido al aceite que se extrae de ella: El CBD.

Aunque existen investigaciones que llegan a conclusiones muy beneficiosas sobre el uso del aceite de cannabis en los casos de tratamiento para el dolor crónico en adultos, los vómitos asociados a la quimioterapia y la espasticidad en la esclerosis múltiple, aún la legislación argentina sólo autoriza su usoen los casos de epilepsia refractaria, que son los cuadros más complicados, y para los que existe mayor evidencia científica de su efectividad.

Desinformación y panorama

Una de las informaciones que apoyan este uso limitado en exclusivas patologías relacionadas con la epilepsia refractaria, es el estudio clínico iniciado por el Hospital Garrahan con 49 chicos adolescentes que sufren esa patología, en el que se determinó que el aceite de CBD fue exitoso en el 80 por ciento de los casos para la reducción de ataques y control.

Sin embargo, en Argentina y el resto de América Latina abunda la desinformación, al punto de que gobiernan los mitos sobre la utilidad del aceite de CBD y los posibles efectos secundarios, además de la sobrevaloración del cannabis como una cura milagrosa, llevando a que la población más vulnerable pueda conocer realmente los hallazgos científicos que se relacionan a sus ventajas en la salud.

En una noticia a principio de año 2020, la Doctora Ana García Nicora, presidenta de la Asociación Civil Cannabis Medicinal Argentina (CAMEDA) advirtió que se deben realizar los estudios pertinentes para conocer las variabilidades de uso, ya que no todas las personas responden de igual forma a las sustancias químicas, visita Cibdol para saber más sobre el tema.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here