Hace 43 años, un sábado 30 de abril de 1977, 14 madres se reunieron en la Plaza de Mayo pidiendo el paradero de sus hijos e hijas que estaban desaparecidos o detenidos. Sentadas en la plaza, buscaban una respuesta de Jorge Rafael Videla.

Tras declarar el estado de sitio, la Junta Militar había prohibido la reunión de tres o más personas en la vía pública. La policía al grito de “¡circulen, circulen!” ordenaron a las madres que se dispersaran y abandonaran la plaza. Sin embargo, las madres no abandonaron la plaza y comenzaron a caminar alrededor de la Pirámide de Mayo.

Este pequeño acto de desobediencia civil, creó uno de los ritos que comenzó a repetirse casi todos los jueves a las 15.30 hasta el día de hoy, la Ronda de las Madres de Plaza de Mayo.

Durante 43 años, las madres lucharon por la Memoria, Verdad y Justicia.

Conmemorar la lucha en tiempos de pandemia

Con la declaración del aislamiento social, Madres de Plaza de Mayo conmemoran su aniversario a través de diversas actividades virtuales.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo transmitirá a las 15.30 horas en sus redes sociales imágenes inéditas del Archivo Histórico de las organización. “Nuestrxs hijxs nos parieron a una lucha de conciencia, nos dieron vida y dignidad. Hoy como siempre, la vida vale vida”, dice la consigna.

La regional porteña de H.I.J.O.S convocó a sus seguidores en redes que compartan fotos con Madres.

El Espacio Memoria y Derechos Humano, ex ESMA, lanzaron “Para que la voz no se calle nunca”, una sección de podcasts, inspirada en el poema de Ana María Ponce, escrito durante su cautiverio en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y vista por última vez en febrero de 1978.

A su vez, adhirieron al uso de los hashtag #MemoriaEnCasa y  #43añosdeMadres.

Cba24n