El Refugio Nocturno y Hogar de Tránsito “Cura Brochero” cerró sus puertas ‘hasta nuevo aviso’.

La novedad fue confirmada a La Jornada por Alicia Barrigó, integrante de la Asociación Civil que sostiene la institución solidaria.

“Anoche fue la última noche. No tenemos voluntarios suficientes, ni encargados ni cocineros para poder llevar adelante la actividad”, dijo.

La decisión se toma en el marco de la cuarentena obligatoria que rige en todo el país en el marco de la lucha contra el coronavirus.

“Cerramos hasta nuevo aviso. El miedo está instalado y nos faltan voluntarios.

No tenemos resto para seguir. Es una decisión lamentable que tuvimos que tomar con mucho dolor”, reconoció.

Unas doce personas cenaban y dormían en el refugio cada noche, mientras que otras 30 buscaban viandas.

“Supongo que la municipalidad se hará cargo de estas personas. Sé que están tratando de resolver el problema”, señaló.

En este sentido contó que desde el municipio se comunicaron para ofrecer poner el personal para llevar adelante las tareas, pero que decidieron rechazar la propuesta.

“Creemos que no corresponde. El municipio tiene lugares para poder atender a estas personas. Pueden dar las viandas en la Casa de la Mujer, por ejemplo, y habilitar el Estadio Arena para que la gente que está en situación de calle pueda dormir”, expresó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here