Transporte de la Villa, la UTE que integran Autobuses Santa Fe y Recreo S.R.L. para brindar el servicio de transporte urbano en Villa Carlos Paz, demandó al municipio por 40 millones de pesos, y advirtió que los ingresos actuales “no cubren el costo operativo”. Así, de no mediar una rápida solución, el servicio comenzará a resentirse.

Así lo confirmó este miércoles a VillaNos Radio el apoderado de la firma, Mariano Llabot.

“Tenemos un contrato que establece obligaciones y derechos. Nuestra obligación es prestar el servicio de transporte urbano, y nuestro derecho principal, y obligación de la municipalidad, es tener una remuneración a cambio. Y eso lo puede hacer el municipio mediante la tarifa que paga el pasajero, un subsidio o una combinación de ambas”, explicó.

Además, recordó que el convenio establece que “si la minuta de costos establecida tiene un incremento importante la empresa tiene derecho a pedir un aumento”.

“Desde hace un par de años venimos haciendo reclamos y lo que hemos conseguido está muy por debajo de los costos del sistema. Y esto se ha agravado por la crisis general del país, el costo del dólar y las paritarias”, reseñó.

Por eso, “habiendo agotado las vías administrativas”, esto es recursos ante el Concejo de Representantes y el departamento ejecutivo “y sin haber obtenido respuestas” la empresa “ha iniciado una demanda contencioso administrativa en la justicia de Córdoba”.

La presentación es contra la ordenanza que fijó los últimos incrementos en el boleto (a 18 pesos en noviembre y 22 pesos en enero).

De acuerdo a lo que plantea la empresa el boleto, hoy, debería estar “entre 35 y 40 pesos” si el monto de los subsidios que recibe actualmente por parte del gobierno provincial “se mantiene constante”.

“Hay dos pedidos de aumento, de diciembre y enero, pendientes de resolver. Y no hay proyectos ingresados al Concejo ni estudio de costos, al menos que nosotros conozcamos”, aseguró.

Según precisó Llabot, la empresa calcula que el desfasaje producto de este retraso tarifario es de “40 millones de pesos en los últimos 18 meses”, a lo que hay que sumar “costas judiciales e intereses”.

De no mediar una rápida solución, este contexto de crisis “va a empezar a afectar la operatividad del sistema”.

“Los ingresos no cubren el costo operativo del servicio tal como está definido en el pliego. Y eso implica retrasos en la renovación de la flota, reducción de horas extras y frecuencias para que no haya despidos.

La idea de la empresa es seguir prestando el servicio y para eso vamos a trabajar. Pero se vienen meses complicados”, alertó.

Consultado sobre la posibilidad de que el municipio subsidio parte del costo del boleto, sostuvo que para la empresa “es indistinto”.

“Mientras reciba el ingreso para cubrir los costos no implicaría mayor problema que provenga de subsidios o de la tarifa. Eso es más una decisión política para que los usuarios no absorban todo el costo y habría que preguntarle a la municipalidad”, expresó.

Conflicto con los choferes

Respecto al conflicto con los choferes que reclaman el pago de un bono no remunerativo de 2250 pesos, el apoderado de Transportes de la Villa destacó que tras la reunión en el ministerio de Trabajo se acordó “un plazo extraordinario para pagarlo” que vence el viernes.

“Cumpliendo con ese plazo no tendría que verse afectado el servicio por ningún tipo de medidas de fuerza”, dijo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here