Pasó el 28 de febrero. La fecha que, según el municipio, estaba “firme” para asumir la prestación provisoria del servicio de agua. La fecha sobre la que había muchos interrogantes que siguen sin ser respondidos: ¿por qué razones el gobierno municipal quiere cambiar el modelo actual de prestación en manos cooperativas si sobre el servicio no hay objeciones?, ¿de qué manera pretende el municipio afrontar la prestación?, ¿qué pasará con las y los trabajadores de la Coopi?

Lo cierto es que el 28 de febrero fue un día más donde quedó de manifiesto la resistencia popular a la decisión del intendente Esteban Avilés de que el municipio asuma la prestación del servicio de agua. Servicio que brinda la Coopi desde su origen –hace ya casi 55 años- y que tiene que ver el inicio mismo de la institución, con su objeto social.

El agua es el corazón de la Cooperativa. Por eso, desde distintos sectores expresaron su rechazo a la decisión del intendente. Porque se trata de defender un modelo de gestión solidario en la prestación de los servicios públicos.

Desde las 9 de la mañana, la sede central de la Cooperativa Integral fue escenario de la llegada incesante de referentes de distintos espacios que expresaron su apoyo y solidaridad a la Cooperativa Integral. Dirigentes vecinales, del movimiento cooperativo, del arco sindical, organizaciones sociales, representantes de movimientos socioambientales, dirigentes políticos, docentes e integrantes del cuerpo social de la Cooperativa Integral social participaron de un verdadero acto de defensa de la institución que lucía embanderada con los colores del cooperativismo.

La actividad contó con la organización de la Multisectorial que, una vez más, habló de la falta de consensos a esta medida promovida por el intendente Avilés. “No vemos ningún inconveniente serio por el cual la Cooperativa Integral no pueda seguir al frente de la prestación de los servicios de agua y cloacas”, expresó Pablo Calamita.

Lo que sucedía en las afueras de la sede central también fue transmitido por VillaNos Radio, que montó un estudio en la vereda de la institución. Por el espacio radial pasaron referentes de distintas luchas como la defensa del bosque nativo (y la denuncia de destrucción del entorno natural con la obra de la Autovía de Montaña, los despidos en el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), el colectivo NiUnaMenos, los padres y la abogada de Fernanda Moyano, quien se encuentra detenida en la causa por el cannabis medicinal.

A esto se sumó el aporte musical de varios artistas populares como Pachi Herrera, Maive Sol, Tomas Da Cunha y los grupos Entreverados y Ensamble Compañero, entre otros. Se destacó también la hilarante obra de títeres de Rubén Di Mauro y Glenda Álvarez del grupo Titiriarte que mostró al “diablo que se quiere llevar todo lo que funciona”.

Los integrantes de los talleres culturales de la Coopi también expresaron su solidaridad a través del arte. Entre ellos estuvo Marco Esqueche con su ronda de cajones afroperuano y el taller de danzas de Yanina Arias y Jorge “el Negro” Valdivia.

Uno de los discursos de cierre fue el de Gustavo Valdez, secretario general del SIPOS (Sindicato del Personal de Obras Sanitarias), quien expresó: “Seguiremos insistiendo con el mismo mensaje que dijimos le primer día: queremos trabajar en la Coopi en un servicio que nadie cuestiona. Hoy, en una acción ilegal más, se pretendió tomar el servicio. Saben perfectamente, porque lo han escrito, que se encuentra pendiente la resolución de un recurso judicial planteado por la Coopi. Y para que vean la diferencia que hay entre lo que dicen y lo que hacen, propusieron un convenio colectivo provisoria sujeto a lo que dice la justicia. No hay antecedente de tamaña disparate”, dijo

Y remarcó: “Nosotros seguiremos defendiendo a la Coopi, seguimos defendiendo el agua, seguimos defendiendo el trabajo y seguimos defendiendo los servicios que tiene derecho a tener cada ciudadano de Carlos Paz”.

Las palabras finales las dio el gerente general, Alejandro Eguiguren, quien remarcó que “lo que le molesta al municipio es la lucha de esta Cooperativa”.

 

Lo que pasó en las plantas

Estaba previsto que a las 12:00 se hiciera presente la comitiva municipal, que finalmente no llegó a la sede central de la Coopi, pero sí se hicieron presentes en las plantas potabilizadoras de Cuesta Blanca y de barrio la Quinta.

Vale mencionar también que el pretendido traspaso del servicio de agua a manos municipales también se daba en un contexto donde el gobierno de Avilés afrontaba un revés judicial muy importante en la causa por la expropiación de acciones que la Coopi tiene en Carlos Paz Gas.

Recordemos que el Tribunal Superior de Justicia habilitó que la Corte Suprema de Justicia de la Nación analice el litigio. “No pasa inadvertida a este Tribunal la trascendencia institucional de la cuestión debatida en autos –distribución de gas domiciliario-, toda vez que lo que está en juego es la prestación de un servicio público”, se lee en la parte resolutiva del dictamen.

Y agrega: “(…) sopesando que el derecho que la recurrente considera vulnerado excede el interés individual de las partes en conflicto, y admitiendo la existencia de un interés social que repercute en los habitantes de la ciudad de Villa Carlos Paz y zonas aledañas, este Tribunal estima que la presente causa ostenta una trascendencia institucional suficiente para habilitar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación a examinar la cuestión”.

La reducida delegación municipal que llegó hasta las plantas potabilizadoras sólo estuvo integrada por el secretario de Desarrollo Urbano Ambiental, Horacio Pedrone, el director de Obras Públicas, Luis Piñero, y el escribano Gastón Recalde. Al igual que lo ocurrido con las cloacas en diciembre pasado, la Coopi impugnó el procedimiento a través del cual el intendente Avilés pretendía tomar el servicio de agua.

En Cuesta Blanca los funcionarios se encontraron con trabajadores y parte del cuerpo de abogados que patrocina a la Coopi en esta instancia, quienes rechazaron la intervención con el argumento de que el fallo del Tribunal Superior de Justicia que habilita a municipalizar el servicio mediante decreto no está firme, ya que se presentó un recurso extraordinario por ante la Corte Suprema de Justicia de la nación.

En este contexto, se firmó un acta donde quedó constancia de ambas posturas. El mismo procedimiento se concretó minutos más tarde en la planta de La Quinta.

Ante declaraciones del asesor letrado y secretario de gobierno, Juan Villa, en el sentido que el decreto 723 que firmó Avilés en diciembre de 2017 es ejecutable y por tanto el municipio estaba habilitado a tomar el servicio de agua este 28 de febrero, el abogado de la Coopi, Miguel Julio Rodríguez Villafañe, se expresó en sentido contrario y lo descartó por completo.

“El municipio no puede hacerse cargo del servicio de agua que presta la Cooperativa, ya que no corresponde por las múltiples razones que se han dado en el tema en los escritos presentados ante la justicia y además, porque el decreto referido se funda en el fallo del Tribunal Superior de Justicia, que se ha apelado por recurso extraordinario, para que sea la Corte Suprema de Justicia de la Nación el tribunal que decida la cuestión en definitiva. Por lo tanto, mal puede dicho fallo que funda el decreto, dar fundamento al accionar que pretende arbitrariamente llevar adelante el intendente, una vez más, ya que no está firme dicho decisorio, se encuentra recurrido ante la Corte y de dicho recurso, declarado pertinente por el TSJ, se le ha corrido traslado a la municipalidad”, dijo.

Tras realizar el acta de rechazo de la toma del servicio en la planta de La Quinta, Pedrone habló con los medios de prensa y ofreció su punto de vista.

“Nos apersonamos a los fines de la toma provisoria. Fuimos recibidos por los apoderados de la Coopi, que hicieron uso de los argumentos permitentes y rechazaron la pretensión del municipio”, expresó. Y detalló que estos argumentos, “tienen que ver con cuestiones procedimentales, atacando fundamentalmente el decreto atento al recurso extraordinario que se planteó a fines de 2017; un tema que tiene un nivel jurídico muy estricto”.

Explicó, además, que no concurrieron a la sede central de la Coopi porque consideraron que las plantas de Cuesta Blanca y La Quinta, “son los dos lugares más emblemáticos respecto al servicio de agua”.

El funcionario, que lucía bastante resignado, adelantó que la disputa continuará en la justicia. “Seguramente Asesoría Letrada seguirá con los pasos pertinentes en el Tribunal Superior de Justicia”, subrayó.

 

La Multisectorial, al frente de la defensa de la Coopi

En las pocas semanas que llevó su armado, la Multisectorial ha logrado hacer confluir una serie de reclamos que hasta el momento se encontraban atomizados. En este espacio convergen vecinalistas, representantes de distintos gremios, docentes, instituciones eclesiásticas, organismos de derechos humanos, organizaciones juveniles, movimientos socioambientales, espacios políticos e instituciones intermedias de Villa Carlos Paz. Precisamente la Multisectorial fue el motor del acto en defensa de la Coopi. 

Laura Russo, integrante del Refugio Nocturno Cura Brochero: “Todos los actos que ha promovido la Multisectorial me dan optimismo, porque me hacen pensar que el posible que nos escuchen”.

Pablo Calamita, representante de la Parroquia San José: “Estamos defendiendo a una institución que se lo merece. Lo que hoy es la Coopi costó 55 años de trabajo, sacrificio y empeño. Es una construcción mayúscula”.

Horacio Gigena, de la agrupación Jóvenes Transformando: “No venimos exclusivamente a defender la Cooperativa Integral, sino que defendemos una prestación de calidad y los derechos de cada uno de los vecinos y vecinas”.

María Mancuello, de la agrupación Ciudadanos al Frente.: “Estamos muy agradecidos a toda la gente que se acercó. Está convocatoria superó nuestra expectativas porque se acercaron no sólo vecinos y vecinas de Villa Carlos Paz, sino que también vino gente de Punilla Sur, Centro y Norte. Evidentemente tenemos muchas necesidades en común. Queremos que el pueblo sea escuchado”.

 

La región,  en alerta

La decisión del intendente Esteban Avilés de intentar quitarle a la Cooperativa Integral la concesión del servicio de agua en Villa Carlos Paz trae aparejado consecuencias que exceden los límites de la ciudad. Es que la Coopi provee de agua a cuatro de las cinco localidades del sur de Punilla. Presta el servicio en San Antonio, Mayu Sumaj y Cuesta Blanca, y le vende agua ‘en bloque’ a la cooperativa de Icho Cruz. El caso de Tala Huasi es particular, ya que la comuna toma agua directamente del río. Además, la Coopi presta también el servicio en Estancia Vieja.

Representantes de las comunas del sur participaron del acto en defensa de la Coopi.

Uno de ellos fue Ariel Moyano, concejal de San Antonio de Arredondo quien expresó: “Acudimos al llamado del pueblo, que fue promovido por esta mesa Multisectorial. Nos convoca un sentimiento que se expresa en la frase ‘la Coopi no se toca’. Y no se toca acá en Carlos Paz, ni en San Antonio ni en la región del Sur de Punilla. Para la región sur significa mucho, porque la Coopi no sólo brinda el servicio de agua, sino también el de telefonía. Además, tiene una vida social muy activa en las instituciones”.

Detalló, además, que la Coopi integra el Concejo Ambiental de Planificación Urbana (CAPUA) de San Antonio. “Consideramos que tiene que dar su visión sobre la planificación urbana, algo muy contrario a lo que sucede hoy en Carlos Paz”, dijo y remarcó: “Pensar que corre riesgo la prestación del serviciode agua en San Antonio nos pone en estado de alerta a los concejales e incluso al Ejecutivo”.

En la misma línea el concejal y secretario de Obras Publicas de la municipalidad de Icho Cruz, Enrique Díaz, expresó: “Nosotros estamos totalmente en desacuerdo que la municipalidad de Villa Carlos Paz tome el servicio de agua, porque quedamos perjudicados nosotros. No nos garantizan una correcta provisión del agua”.

Sostuvo que “a la municipalidad no ha llegado comunicación de nada”. “Nos enteramos de esto por lo que sale en los medios de comunicación”, dijo Díaz y remarcó: “Consideramos que el hecho de no haber sido consultados en una falta de respeto y una falta de consideración de parte del intendente Avilés a sus colegas políticos”.

 

Walter Gispert: “El gobierno ha tomado la decisión política de llevarse puesto cualquier proceso democrático”

El concejal del Frente Cívico, Walter Gispert, se hizo presente en el acto en defensa de la Cooperativa integral, también como integrante del espacio de la Multisectorial.

“El gobierno ha tomado la decisión política de llevarse puesto cualquier proceso democrático, a partir de ir por la periferia de la democracia. En el caso del agua, será el punto de inflexión de la concentración del poder en la mano del intendente. Con otros sectores ya ha avanzado para controlarlo”, evaluó el edil.

Sostuvo que aún no entiende el dictamen del Tribunal Superior de Justicia que avaló el decreto de Avilés. “Nuestra Carta Orgánica establece con claridad que para municipalizar los servicios se requiere del voto de 2/3 del Concejo”.

Y afirmó que el gobierno de Avilés “no tiene nada que ver con un gobierno comunitario”. “Este es el gobierno de uno; el gobierno comunitario es otra cosa”, remarcó. 

 

El movimiento cooperativo también se hizo presente

La solidaridad es una de las premisas que caracteriza al movimiento cooperativo. Y más cuando una institución referente es atacada. El apoyo del movimiento cooperativo se hizo sentir, primero, en la reunión de Federaciones de Cooperativas de Córdoba que eligió a la Cooperativa Integral  como sede de su encuentro, realizado el lunes por la noche. Luego, los cooperativistas también se sumaron al acto realizado el 28 de febrero frente a la sede central de la Coopi.

Pablo Tissera, representante del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos: “El movimiento cooperativo de Córdoba, en su gran mayoría, está acá apoyando a la Coopi”.

Guillermo Oviedo, de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE): “Entendemos que el ataque a la Coopi es un ataque a todo el movimiento cooperativo. Hemos estado en permanente alerta y acompañamiento a la Coopi. Vemos esto con muchísima preocupación porque entendemos que no hay mejor opción para la prestación de los servicio en esta región que la Coopi”.

Alberto Calvo, representante de relaciones institucionales de COLSECOR (Cooperativa de Provisión y Comercialización de Servicios Comunitarios de Radiodifusión): “Cuando hay una organización consolidada y se personaliza el conflicto, yo entiendo que hay una deshonestidad en el debate y en el enunciado que aparece en tensión. Colsecor siempre ha estado cerca, participando de estos espacios y siguiendo atentos la descripción que nos hacen los responsables de la conducción y del consejo de administración de la Coopi”.

Gustavo Llanes, presidente de la Asociación Regional de Cooperativas (ARCOOP): “Acá se ve un agradable clima de encuentro y fraternidad, pero también de firmeza y convicción. Es un clima positivo, porque es el que permite llevara delante las causas justas. Estamos convencidos que el modelo cooperativo es la respuesta adecuada, eficiente y estratégica para que servicios esencialespuedan ser prestados desde criterios democráticos y de salud pública”.

Víctor Tavella, presidente de la Cooperativa de Río Ceballos: “La mirada que tenemos desde Río Ceballos es la del apoyo a este sistema cooperativo. Hay que tener mucho cuidado cuando el Estado quiere manejar los servicios públicos porque lo único que hace es resentir a la misma gente que es asociada a una cooperativa sin tener en cuenta que ese mismo asociado es el mismo contribuyente que paga las tasas”.

 

Fuerte apoyo del arco sindical

Olga Sayago, representante de la CTA de los Trabajadores: “Una vez más estamos acompañando a los compañeros de la Coopi. Ellos forman parte de nuestra Central de Trabajadores Argentinos.

Traemos los saludos de nuestro secretario general y actual diputado nacional, Pablo Carro, que se solidariza con todos los compañeros de la Coopi”.

Luis Ortega, representante de la Federación de Trabajadores de la Energía, los Servicios y la Industria de Argentina (FETIA): “Hemos estado en permanente contacto con la realidad que atraviesa la Coopi.Esstamos acá y seguiremos estando. Invitamos a los trabajadores de Carlos Paz y a los vecinos en general a solidarizarse, porque la decisión del intendente compromete a toda la ciudad”.

Alfredo Seydell, representante de Luz y Fuerza: “La solidaridad no es solo para con la Coopi, sino que también lo hacemos en defensa de un buen servicio para los usuarios. En definitiva, también es en defensa de la población de Carlos Paz. Desde Luz y Fuerza de Córdoba hay un reconocimiento muy grande hacia la Coopi, no sólo por su quehacer en la prestación de servicios, sino también por su compromiso político”.

Jorge Aguirre, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP): “Intentamos estar en todos los espacios de resistencia a este modelo. Necesitamos resistir y defender los derechos adquiridos del conjunto de la clase obrera”.  

 

El malestar de los vecinalistas

Entre los presentes, hubo varios dirigentes vecinales que trasladaron las opiniones y preocupaciones de los vecinos de diferentes barrios de la ciudad. 

María Elena Paz, centro vecinal Villa del Lago: “En Villa del Lago estamos siendo servidos ahora por dos cooperativas: la cooperativa San Roque y la Coopi. Me hubiera encantado que la Cooperativa San Roque estuviera aquí solidarizándose con una cooperativa hermana. Es una barbaridad que el sistema cooperativo viva el atropello de una institución como lo es la municipalidad, que debería estar cuidando los bienes que son de todos”.

Miguel Molina, centro vecinal Villa Independencia: “La municipalidad no puede tener el servicio del agua. Más si la responsabilidad recae en Obras Públicas, que no logra atender todos los reclamos que les venimos trasladando. Tomas malas decisiones y hay poco control. Pasar el agua a Obras Públicas o si el servicio es privatizado, será una de las peores decisiones que puede tomar el municipio”.

 

Movimientos socioambientales, también preocupados por la gestión del agua

Fernando Barri, biólogo e investigador del CONICET. Integrante de la Asamblea Punilla Sur en la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo: “No podíamos dejar de estar aquí, en esta lucha de la Coopi. La Coopi fue muy solidaria con nosotros, apoyando la lucha de la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo en este intento del gobierno provincial de destruir lo poco que nos queda de capital natural. El bosque nativo es la fuente de agua. Por supuesto que está la problemática de los trabajadores y del servicio, pero también tenemos que pensar en el recurso natural. El agua es un recurso que se puede degradar y agotar”.

Juan Carlos Paesani, presidente de la Fundación Educación Ambiente y Trabajo: “Más de una vez hemos dicho que el gobierno de Carlos Paz es una organización cerrada, con todo lo nefasto que eso significa ya que no tiene interacción con las organizaciones externas. No sucede solo con la Coopi nomás, sino también con otras organizaciones ambientalistas o de derechos humanos que damos alguna opinión en contrario a la política ambiental de Carlos Paz. Nos aplican la censura y no nos responden expedientes. Ni siquiera ha tenido contacto con los municipios y comunas del Sur para poner en común esta decisión”. 

 

Compromiso con la educación y la historia

En el acto en defensa de la Coopi hubo varios docentes y directivos de escuelas que pusieron la mirada en el aporte de la Coopi a la cultura y la educación. Tal es el caso de Mercedes Peralta, directora de la escuela Nueva Latinoamérica, quien expresó: “El aporte de la Coopi a las escuelas es clave. Por dar un ejemplo: la limpieza de los tanques en el comienzo de cada ciclo lectivo. Creemos que así como el agua, el aporte a la educación y la cultura que también brinda la Coopi, son derechos que tenemos que defender”.

También estuvo presente el profesor en historia, Raúl Sánchez, quien hizo un repaso sobre el origen de la Cooperativa y los dos intentos de que el servicio pase a manos estatales. Uno en 1961 con la creación de la Empresa Municipal de Aguas Corrientes (EMAC), que funcionó menos de un año y que terminó en un rotundo fracaso; y otro en 1972, cuando se intentó que el servicio pase a manos de Obras Sanitarias de la Nación. “La costumbre de que los vecinos puedan resolver problemas tan importantes, es muy fuerte en la tradición de Carlos Paz”, remarcó y calificó de “exitoso” al modelo cooperativo  como encargado de la prestación de servicios en la ciudad.

 

Nota correspondiente a la edición n° 504 del semanario La Jornada, del 05 de marzo de 2018.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here