El titular de Vialidad, Javier Iguacel, había destacado la velocidad de la obra. Ocurrió en Luján. Ahora planifican solución.

Un error de cálculo millonario. El gobierno nacional gastó 1.200 millones en un puente ferroviario en Luján, pero las formaciones del Sarmiento pasan ‘con lo justo’ y los trenes de carga de origen chino directamente no podrán circular por esa obra.

La obra del puente ferroviario que une la Autopista del Oeste con la Ruta Nacional Nº 5 estuvo a cargo del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, a través de Vialidad Nacional.

La semana pasada, el titular de Vidalidad, Javier Iguacel, demostraba en Twitter la eficiencia del PRO al momento de hacer obras. “En tiempo récord terminamos de poner los cuatro puentes del bypass de Luján. El sábado, se colocaron las tres vigas de apoyo y se montaron dos de los cuatro puentes. Hoy llegan dos vigas más y el puente estaría montado en su totalidad. Esto me emociona”, escribió.

Pero todo salió mal. Los cálculos fallaron y el puente quedó muy angosto. Los trenes no pasaban. Desde Unión Ferroviaria aseguran que el puente debería tener como mínimo 4,20 metros. Sin embargo la construcción es de 3,40.

A través de Twitter, Iguacel ensayó una explicación. Dijo que para evitar un corte del servicio por seis meses se decidió construir el puente en un taller y no in situ.

También aseguró que la solución al problema será la de “cortar los bordes superiores del puente” para que pasen los trenes. Según aseguró eso “no afecta en nada” a la circulación de las formaciones por la sobredimensión estructural que tiene la obra.

 

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here