Por Hernán Ibar

En exclusivo dialogamos con la amazona carlospacense que viene de cerrar una exitosa segunda parte del año cosechando buenos resultados en las últimas semanas.

Nair Brandan volvió a ser protagonista, y junto a “Luchador”, consiguió el segundo lugar en el Zonal Córdoba del Campeonato Valla Uno tras la fecha en Río Ceballos.

Como si esto fuese poco, la dupla hizo lo propio en el Nacional, donde la Escuela de Equitación Santos Lugares estuvo presente, y Brandan se lució con un segundo lugar en la categoría Tercera 90 cm, para sumar así otro podio en una de las mejores divisiones que tiene el país.

Cumpliendo casi cinco años desde su arranque, la representante local recuerda como si fuera hoy esa primera competencia en Mendiolaza, ya que desde ahí el crecimiento fue notable año tras año…

Y cómo olvidar sus pasos previos por gimnasia, fútbol y natación, sin saber que su verdadera pasión estaba por llegar…

Hoy, junto a “Luchador”, encontró su deporte más completo, y sin achicarse se anima a soñar a lo grande…

Siendo alumna de 6° año del IES, la joven carlospacense espera salir de clases para llegar a su casa, preparar su bolso e ir a practicar junto a su caballo…

Tras ir cumpliendo las metas e ir subiendo de categoría, Brandán quiere llegar a ser reconocida en el ambiente, y vaya si lo viene haciendo de gran manera.

Sin embargo, esto no lo hubiese podido logar sin el apoyo de su familia… mamá Lorena y papá Cristian, que están en todo momento, y qué decir de sus hermanos Daiana y Gaspar, que apoyan a la gran ídola de los Brandán…

En fin, hoy Nair, con tan solo 17 años se ha convertido en una de las promesas más importantes que tiene el deporte en la ciudad y ya comienza a prepararse para un 2018 lleno de éxitos…

 

– ¿Qué conclusiones sacaste en el cierre de temporada?

– En principio el año tuvo algunas complicaciones, vengo del provincial y nacional que nos fue bastante bien porque salimos subcampeones. La verdad que es un logro muy grande haber salido en esa posición de casi 600 concursantes que había, y en cada prueba eran alrededor de 70, así que estoy muy conforme con los logros que tuve.

 

– ¿Cómo es la preparación que llevan a cabo en la previa a los torneos?

– Tenemos entrenamiento tres veces por semana, nos preparamos los lunes que hacemos salto, martes ya es un poco más tranquilo el ensayo, y ya el viernes lo dejamos descansar para que llegue bien al fin de semana.

 

– ¿Te acordás como arrancaste a practicar este deporte?

– Sí, costó al principio encontrarlo, yo de chica había pasado por natación, fútbol, gimnasia, muchos deportes, y encontré esto porque mi prima había empezado. Yo hago hace cinco años más o menos, y nunca encontré un deporte tan completo como esto, lo que es equitación, tenés el cuidado con el caballo, el vínculo que formás con él… por ahí no es tan conocido pero es muy completo a la vez.

 

– ¿Y la primera competencia que tuviste?

– La primera vez que concurse fue en Mendiolaza, que arrancamos con 50 y 60. Ese mismo día habíamos salido primeras en las dos categorías, así que ahí empezó todo.

 

– ¿Cuál es el presente que vive la equitación en Carlos Paz?

– En Carlos Paz no es muy conocido, si hay dos clubes que hacen salto, equitación, estaría bueno que crezca y pueda sumarse más gente a este lindo deporte.

 

– ¿Cómo es la convivencia que tenés con tu caballo?

– Es algo que vas formando con el tiempo. Yo monto con Luchador, que tiene diez años. Se va creando un vínculo desde la competencia hasta que lo tenés que cuidar, bañar… se va formando una amistad y además en salto es tomar un riesgo con un animal que pesa 600 kilos más que vos. Es como que se forma algo muy fuerte.

 

– ¿Es muy complicado practicar equitación?

– Mucha gente dice que es como saltar un palo y nada más, pero al subirte corrés riesgos, la confianza que le tenés que tener no es solamente subir y andar, sino que tenés que formar muchas cosas ahí arriba.

 

– En lo personal, ¿qué sueño querés cumplir en este deporte?

– En lo personal queremos con mi profesor, que es Andrés, llegar a 1.30 en competencia importante, y por mi parte quiero ser alguien nombrada en el deporte.

 

– Importante el apoyo de tu familia…

– Sí, de parte de mi familia tengo un apoyo muy grande, ellos fueron los que me regalaron a Luchador a los quince años, no tuve fiesta, ni nada. Es muy lindo porque en cada competencia los tengo ahí, que me van diciendo los tiempos que tengo que hacer, como entrar a la pista, me traen y llevan en cada momento, siempre están presentes conmigo.

 

Nota correspondiente a la edición n° 493 del semanario La Jornada, del 26 de noviembre de 2017.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here