Como casi todo el barrio Costa Azul Norte, el jardín de infantes de la Escuela Manuel Belgrano sufrió las consecuencias del temporal.

La fuerte lluvia provocó que ingresara agua dentro del establecimiento educativo y obligó a las autoridades a suspender las clases ‘hasta nuevo aviso’.

Ahora deberá hacerse presente personal del área de Infraestructura Escolar de la provincia para determinar si desde el punto de vista edilicio las instalaciones son seguras para alumnos y docentes. Recién allí se resolverá cuándo retoman las actividades.

No es la primera vez que una lluvia provoca daños en el jardín. A pesar de los arreglos, queda a la vista que el problema no ha sido resuelto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here