El juez de la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado negó que alguien le indicó donde rastrillar el Río Chubut.

Las incógnitas sobre la causa y el momento de la muerte de Santiago Maldonado se podrán despejar en dos semanas. Así lo ratificó el juez Gustavo Lleral tras la firma de la necropsia, sobre el cuerpo hallado en el Río Chubut, que llevó adelante el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema con el consentimiento de los peritos de parte.

La resolución, que se incorporó a la causa judicial, indicó que el cadáver no presenta lesiones atribuibles a golpes, heridas o lesiones de autodefensa. En adelante restan los análisis en laboratorios para establecer la data y la causa de muerte.

El 1 de agosto el joven de 28 años escapaba de una represión de Gendarmería contra la comunidad mapuche en la Pu Lof de Resistencia Cushamen. Los uniformados tenían orden judicial para despejar la ruta 40 pero ingresaron en el paraje Leleque y un grupo llegó hasta el río. En este sentido está imputado el subalferez Emmanuel Echazú.

Lleral aclaró este mediodía que ningún testigo le indicó el lugar en el que se encontró el cadáver de Maldonado. De esta manera desmintió las versiones sobre el testimonio de un miembro de la comunidad mapuche que habría cambiado su testimonio e indicado el sitio del hallazgo.

“No declaró ningún testigo E ni de ninguna otra letra del abecedario.Tampoco recibí ningún dato certero para hacer el rastrillaje”, explicó el magistrado en diálogo con Página/12 Agencia Cadena del Sur.

El sitio Infobae publicó que en la necropsia se registró agua en el cuerpo del joven, sobre todo en la médula ósea y en los pulmones, por lo cual los análisis de laboratorio deberán establecer si responde a una posible inmersión, hipotermia o a un shock térmico. 

 
Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here