La escasez de mano de obra calificada y no calificada empezó a deteriorarse en los sectores que emplean un elevado número de inmigrantes de la Unión Europea (UE), y podría empeorar luego del Brexit, reveló una encuesta sobre las últimas perspectivas del mercado laboral.

La escasez de mano de obra calificada y no calificada empezó a deteriorarse en los sectores que emplean un elevado número de inmigrantes de la Unión Europea (UE), y podría empeorar luego del Brexit, reveló una encuesta sobre las últimas perspectivas del mercado laboral.

Si bien las perspectivas a corto plazo para el empleo siguen siendo fuertes en el Reino Unido, una encuesta a la que accedió Télam, realizada a más de 1000 empresarios británicos, reveló que las empresas en el Reino Unido ya están teniendo dificultades para contratar candidatos adecuados debido a la escasez de trabajadores disponibles.

La encuesta, realizada por el Instituto de Desarrollo (CIPD, por sus siglas en inglés) y el Grupo Adecco, muestra que casi la mitad de todas las vacantes se encuentran en los servicios de alojamiento, en la venta de alimentos al por menor y al por mayor, producción y salud.

Los datos oficiales de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) muestran que el 45% de la vacantes en los sectores poco calificados son ocupados por un gran número de ciudadanos no británicos provenientes de la UE.

La encuesta también reveló que un tercio de los empleadores (27%) ya están evidenciando que los ciudadanos no británicos de la Unión Europea están considerando abandonar su empresa o el Reino Unido durante el 2017.

Esto es coherente con los datos oficiales, debido que el crecimiento en el número de trabajadores no británicos de la UE se ha desacelerado considerablemente en los últimos meses.

El sector público es el más afectado por el riesgo de una caída en la mano de obra de trabajadores de la UE, con el 43% en la educación y el 49% de los empleadores en el sector salud.

Gerwyn Davies, asesora de Mercado Laboral para el CIPD, afirmó que “los datos oficiales más recientes sugieren que ha habido una ralentización significativa en el número de ciudadanos no británicos de la Unión Europea en el mercado laboral del Reino Unido”.

La situación creada por el Brexit ya “está generando desafíos significativos de contratación en sectores que históricamente han confiado en la mano de obra no británica y son particularmente vulnerables ante la perspectiva de futuros cambios en la política de inmigración de la UE”.

Si muchas vacantes quedan vacías, dijo, podría frenarse el crecimiento de la producción en el Reino Unido en los próximos años.
Para, John Marshall, CEO de The Adecco Group UK & Ireland, “las grandes decisiones que tomó Gran Bretaña el año pasado están empezando a notarse en el mercado laboral del Reino Unido”.

Si bien el resultado de las negociaciones del Brexit sigue siendo inciertas, el acceso de los empleadores a los trabajadores inmigrantes de la UE es probable que cambie, agregó.

Marshall agregó que los empleadores “podrían perder el acceso a un número significativo de trabajadores calificados de la UE en un futuro próximo “.

 
Télam

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here