Como estaba previsto, a la 1 de la madrugada del 1 de enero de 2017 se llevó a cabo sobre la costanera del lago San Roque el tradicional show de fuegos artificiales con el que Villa Carlos Paz le dio la bienvenida al año nuevo.

Cuestionado por organizaciones ambientalistas y proteccionistas, y criticado por lo que muchos consideran un ‘despilfarro’ de los dineros públicos, el espectáculo convocó a miles de vecinos que lo aprobaron y lo disfrutaron.

En un intento de aplacar los reproches, desde el municipio habían destacado en la previa que Villa Carlos Paz sería la primera ciudad de nuestro país en emplear la tecnología china “pet friendly”, la cual se utiliza en diversas ciudades del mundo y se caracteriza por contar con colores nítidos y vistosos, disminuyendo además la sonoridad.

A juzgar por el despliegue, con las explosiones sintiéndose a varios kilómetros de distancia del centro, el anuncio no se correspondió con la realidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here