marcha-cgt-punilla-08-09-16Una masiva movilización se llevó a cabo el pasado jueves en Villa Carlos Paz, convocada por la delegación Punilla de la Confederación General del Trabajo (CGT).

El plan de lucha en contra de los “tarifazos” y la inflación, en defensa de la Caja de Jubilaciones Provincial, por la derogación de la Ley 10.333 y la reapertura de las paritarias salariales; incluyó, de manera contundente, el rechazo al ‘decretazo’ del intendente Esteban Avilés que municipaliza el servicio de agua, desplazando a la Cooperativa Integral.

Es la primera manifestación organizada por la CGT Punilla en Villa Carlos Paz, integrada por 18 gremios, y que ha tenido una participación activa en los reclamos laborales desde su conformación hace casi dos meses.

En la protesta participaron dirigentes sindicales a nivel provincial, entre ellos José Pihen, secretario General de la CGT Regional Córdoba y del Sindicato de Empleados Públicos y Juan Monserrat, secretario General de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) y secretario del Interior de la CGT Córdoba.

También fueron parte de la movilización los concejales Walter Gispert y Gustavo Molina, quienes se sumaron luego de brindar una conferencia de prensa donde anunciaron la presentación de un petitorio al intendente, solicitándole que retire el decreto firmado el jueves 1 de septiembre (ver página 4).

El punto de concentración de los diferentes gremios fue la esquina de General Paz y San Martín alrededor de las 11.

Desde allí, unos mil manifestantes marcharon por las calles del centro de la ciudad, pasaron por el frente de la sede de la Cooperativa Integral en calle Moreno y finalizaron su recorrido en los jardines de la municipalidad, donde se realizó el acto central.

El rechazo a las políticas de ajuste del gobierno nacional y provincial, los reclamos por la precarización laboral y la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y la defensa de los puestos de trabajo fueron los puntos centrales de los discursos de los dirigentes sindicales. El secretario General de la CGT Punilla, Ramón Palacios (OUCRA), y Oscar González, integrante del Sindicato de Trabajadores de la Coopi fueron los oradores en representación de la delegación Punilla.

La conducción estuvo a cargo del secretario General de la UEPC Punilla, Darío Ricardo.

Palacios declaró que la protesta fue una forma de expresarle al intendente que, “no se puede llevar la Constitución por delante”.

“Tenemos que seguir estando en la calle y demostrarle que tiene que respetar la Constitución. Los trabajadores pedimos salud, educación, trabajo y vivienda digna, por eso estamos en alerta y movilización”, señaló apelando a la unión de los trabajadores.

En ese sentido, Oscar González, subjefe de Servicios de la Coopi, remarcó: “Hace muchos años que no se veían tantos trabajadores unidos en esta ciudad. Estamos empezando a recobrar la conciencia del derecho a ser trabajador y saber que todos juntos podemos cambiar el destino de cada uno de nosotros”.

González, uno de los 250 trabajadores que ve comprometida su fuente de empleo con el “decretazo” de Avilés, manifestó que, “el reclamo que no es solamente de la Cooperativa, sino que es de todos porque se están avasallando en todos los puntos de nuestros país nuestros derechos”.

“Nos pasa aquí en Carlos Paz con un intendente que no entiende que la única forma de llegar a un acuerdo es mediante el diálogo y no con un decreto. Está muy equivocado y los trabajadores se lo vamos a hacer saber”, manifestó.

“Donde hay un compañero en lucha, que sufre y reclama, tienen que estar las organizaciones. Nos toca ir a las puertas del poder para que cambien el rumbo que han tomado, porque esta política de ajuste nos va a llevar a un callejón sin salida, nos va a dejar sin puestos de trabajo y sin salarios”, anunció Juan Monserrat cuando hizo uso de la palabra en el cierre de la movilización. “Tenemos una historia de dignidad y solidaridad, y no vamos a permitir que nos borren de nuestra memoria las conquistas del movimiento obrero”, añadió.

Por su parte, José Pihen, secretario General de la CGT Córdoba, hizo referencia al conflicto por el agua en Villa Carlos Paz que se profundizó con la quita del servicio a la Coopi por decreto. “Si la coyuntura pone sobre el tapete la problemática de los compañeros de la Coopi, sepan que queremos servicios públicos eficientes, con trabajo digno y blanqueado, por eso estamos al lado de ellos”, dijo y reclamó por el “ejército de trabajadores precarizados” que se desempeñan en el ámbito estatal.

La manifestación que se llevó a cabo el jueves pasado fue una de las más multitudinarias en los últimos tiempos en nuestra ciudad. Las banderas de colores que identificaban a las diferentes organizaciones gremiales daban cuenta de los distintos sectores que se están organizando para hacer respetar sus derechos.

Los trabajadores salieron a la calle para mostrar su rechazo al aumento desmedido de los precios y tarifas y al exceso de presión tributaria a Pymes y comercios, reclamaron más fuentes de trabajo y la derogación de la Ley 10.333 que modifica el cálculo de las jubilaciones provinciales.

Además, manifestaron en defensa de la Caja de Jubilaciones de la provincia y demandaron la reapertura de las negociaciones salariales a nivel provincial y nacional.

A estos puntos se sumó el repudio generalizado de los gremios al decreto firmado por el intendente Avilés que municipaliza el servicio de agua, cerrando las puertas definitivamente a una mesa de diálogo para solucionar el conflicto con la Cooperativa Integral.

“Estamos apoyando no solo a la Coopi si no a todos los gremios que tienen problemas con la precarización”, dijo Alejandro Martín, secretario General del Sindicato de los Peones de Taxis. Y agregó: “El intendente hace mal las cosas con la Cooperativa y hace mal las cosas con los taxis, y como dijo Darío Ricardo, ‘los políticos se quieren llevar puesto a los trabajadores’ pero no lo vamos a permitir porque vamos a seguir luchando”.

“El diálogo con el intendente es nulo, cinco años de gobierno y nunca nos recibió, nunca recibió nuestros reclamos. Con la temporada se va a complicar todo, nosotros no tenemos choferes, ni capacitación, ni apuestas al servicio así como no lo hay con la Cooperativa y en ningún sector”, afirmó.

Gustavo Franceschini, delegado escolar de la UEPC en el IPET 382 del barrio 400 viviendas, participó de la manifestación y expresó su solidaridad con los trabajadores de la Coopi. “A nivel provincial y nacional, me moviliza la lucha por nuestras peticiones al gobernador y el rechazo público a las políticas neoliberales que ya vimos en los años ‘90 y, los que tenemos más edad, en el año ‘55. En lo local, marcho para solidarizarnos por los trabajadores de la Cooperativa para que no sean tomados por el ‘monarca municipal’ de este momento y el respeto a los 53 años de trabajo solidario y esforzado de la Coopi”, finalizó.

 

Nota correspondiente a la edición n° 433 del semanario La Jornada, del 11 de setiembre de 2016.