Ante la “falta de respuesta” a los reclamos, los médicos del hospital municipal Gumersindo Sayago resolvieron endurecer las medidas de fuerza, y las asambleas desde este domingo son dos horas por turno (mañana y tarde). Durante este tiempo, sólo se atienden emergencias.

La decisión se tomó el viernes, tras una reunión que se llevó a cabo con la participación de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS).

“Las medidas se van a mantener hasta las autoridades municipales nos reciban como UTS y tengamos una respuesta favorable en cuanto a la cantidad de médicos que pasarían de locaciones de servicio a contrato administrativo”, confirmó a La Jornada Noemí Acosta, delegada del gremio.

Cabe recordar que los médicos vienen denunciando desde fines de 2015 precarización laboral en los profesionales que se desempeñan bajo la modalidad ‘locaciones de servicios’.

La semana pasada desde el municipio anunciaron la elevación de un proyecto para el pase a contrato de quienes tienen más de siete años de antigüedad, lo que no colmó sus expectativas. Además, hubo fuertes cruces entre los funcionarios que desconocieron el reclamo y acusaron ‘intenciones políticas’ y la UTS que reclama sentarse en la mesa de negociación.

Médicos sostienen, al mismo tiempo, que el Sindicato de Empleados Municipales (STM) no los representa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here