Concesionario del cerro asegura que la actividad no está permitida. Intendente de Capilla del Monte señala falta de regulación.

Cerro UritorcoEl accidente ocurrido en la tarde del domingo en una de las laderas del cerro Uritorco, protagonizado por un helicóptero que debía rescatar a un parapentista, se ha reavivado una polémica aún no saldada en torno a la práctica de los deportes denominados “de riesgo”. (VerAccidente en el Uritorco: trasladan a los cuatro heridos).

Muchas voces expresaron molestia tan pronto se conoció que la situación involucró a una nave del Gobierno de Córdoba, tripulada por personal de la Provincia, para rescatar a un particular, que años antes se desempeñara como secretario de Turismo de la ciudad de Capilla del Monte.

Dichas voces achacaron responsabilidad al deportista, identificado como Rodrigo Esmella, remarcando que la actividad de parapente está prohibida en la zona del Uritorco. Vale recordar, este cerro forma parte de las denominadas “zonas de riesgo”, según el decreto 1525/012, reglamentario de la ley 9856.

Tal restricción fue confirmada en la mañana de hoy por Rafael García, concesionario de la explotación comercial de las actividades organizadas en el lugar. No obstante, admitió la posibilidad de que Esmella haya llegado al lugar proveniente de algún cerro lindero.

“No sabría decir dónde se arrojó ni cómo llegó al lugar. Sí recuerdo que desde el cerro está terminantemente prohibido tirarse, por las características del terreno y por los vientos de la zona, que son descendentes. Desde que yo recuerdo, nunca se realizó esta actividad”, indicó a Radio Universidad.

 

Sin prohibición

En sentido contrario se expresó el intendente de Capilla del Monte, Gustavo Sez, quien remarcó que el parapentismo, como otras prácticas similares, no se encuentra prohibido en dicha ciudad.

En declaraciones que recoge La Voz del Interior, el mandatario apuntó que el marco legal existente no establece prohibiciones expresas para dichos deportes en el territorio provincial.

Al respecto, vale aclarar que el parapente es considerado dentro de las actividades aéreas que forman parte del Turismo Alternativo, reguladas por la ley provincial 8801. Dicha norma establece requisitos para la práctica y la instrucción. Entre ellos la creación de un registro provincial prestadores del turismo alternativo.

Por otra parte, Sez indicó que el parapentista inició su actividad desde un cerro lindero, denominadoLas Gemelas, por lo que no correspondía aplicar el protocolo establecido por aquella ley 9.856. El mismo establece que “toda persona -de manera individual o por intermedio de un prestador de servicios de turismo- que pretenda acceder a una zona de riesgo, debe asentarse en el Registro Provincial de Visitantes de Zonas de Riesgo como condición previa a su ingreso”.

Dicho protocolo también indica que “El Estado Provincial en ningún caso se responsabiliza por los daños que de cualquier modo sufran los visitantes o ingresantes a una zona de riesgo, cualquiera sea su causa o entidad”. Es decir que, aunque el Gobierno se haga cargo de un eventual rescate, el excursionista deberá reintegrar los gastos.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here