Polémica en la cantina de la escuela Carlos PazEn la tarde del miércoles se produjo la clausura de la cantina que expende alimentos de la escuela Carlos Paz.

La misma se debió a que el lugar no cuenta con la autorización correspondiente para realizar esta actividad.

La situación llegó a mayores cuando esta mañana los concesionarios de la cantina se aprestaban a abrir la misma para comenzar con la jornada laboral y se vieron imposibilitados de hacerlo, lo que generó la reacción de los encargados del lugar y padres de los niños que allí asisten y en donde debió intervenir la policía.

“Nosotros ya veníamos trabajando desde hace tiempo con la escuela por el tema de cantina saludable y notificarles de la ordenanza y ahí pudimos detectar algunas irregularidades, que estaban realizando con las comidas y que no tenían las condiciones y procedimos”, contó Hugo Morelatto del área de Bromatología municipal.

“Posteriormente hicimos otra inspección en la que se detectó que se continuaba con el tema de la comida, se labró un acta y ayer nos llega la resolución del Tribunal de Faltas, ordenando la clausura”, sostuvo.

En este sentido dijo además que, “cuando hay elaboración de comida tiene que haber una serie de requisitos sobre todo en cuestiones de infraestructura adecuada, un lugar cerrado y con todas las instalaciones que corresponden. Este lugar no lo tenía y es por eso que decidimos clausurarlo”.

“Como kiosko no habría problema que vendan los productos envasados pero también al ir al lugar detectamos que no tenía la habilitación municipal, requisito para poder funcionar”, finalizó.

Por su parte, Guillermo Bazán, encargado de la cantina, manifestó que, “las familias hace aproximadamente 18 años que están vinculadas con el negocio de la escuela y me lo clausuraron por no cumplir con las normas bromatológicas y de elaboración de comidas cuando la dirección elabora un menú por el horario extendido”.

“La municipalidad me clausuró, yo hice los descargos y me basé en el respaldo de la dirección de la escuela para seguir produciendo el menú.

Dijeron que la cantina no estaba adaptada para producir y elaborar el alimento. En el descargo y el pago de la multa yo dejo claro que me voy a basar en los artículos de kioskos y no voy a elaborar más, más allá de que se van a perjudicar los chicos”, aclaró.

Por último, Bazán responsabilizó a la dirección del establecimiento educativo: “la dirección de la escuela me pidió que hiciera un menú acorde para una jornada extendida. Yo estoy de acuerdo con Bromatología pero tendría que solucionar la escuela esto de adaptar el lugar, los chicos hoy comen en la misma aula en la que estudian. La provincia tendría que adaptarlo a las necesidades de los chicos de una jornada extendida”.

“Pido apoyo a los padres. Mi reclamo es para la dirección y la cooperadora para que se pueda abrir el kiosko y pueda hacer mi tarea y dejar de perjudicar a nuestros hijos” finalizó.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here