El equipo de Edgardo Bauza empató 0 a 0 con Pirata cordobés, de local, en un partido de la decimoquinta fecha del torneo de Primera División.

El arquero de San Lorenzo, Sebastián Torrico, le contuvo un penal al defensor de Belgrano Claudio Pérez, a los 16 minutos del primer tiempo.

Torrico - San LorenzoEl conjunto que dirige Edgardo Bauza, que hace cinco encuentros que no pierde (tres triunfos y dos empates), llegó a 32 puntos, lo que le aseguró la punta hasta el reinicio del torneo previsto para julio próximo; mientras que el equipo cordobés, que cortó una racha de dos derrotas consecutivas, alcanzó las 27 unidades.

San Lorenzo, con su clásico 4-2-3-1, asumió el protagonismo en el inicio, manejó la pelota y hasta generó una llegada a los 5 minutos con un remate de Sebastián Blanco en el palo derecho, pero con el transcurrir del encuentro se desdibujó.

A todo esto, Belgrano, con un 4-4-1-1, tardó 10 minutos en acomodarse en el campo de juego, aunque una vez que lo hizo, emparejó el desarrollo del partido.

Es más, a los 15 minutos, dispuso de un penal (falta de Julio Buffarini sobre Jorge Velázquez), pero Sebastián Torrico le contuvo el remate a Claudio Pérez.

Coincidentemente el arquero de San Lorenzo ya le había atajado un penal al zaguero de Belgrano, pero cuando éste jugaba para Boca Juniors, el 3 de noviembre de 2014, en un partido por la 14ta. fecha del torneo Inicial, justamente en el Nuevo Gasómetro. “Me tenés de hijo”, le dijo Pérez a Torrico en el entretiempo.

El equipo cordobés, con Lucas Zelarrayán como conductor, a esa altura era levemente superior, aunque le faltó profundidad en ataque.

San Lorenzo, pese a no tener un circuito futbolístico aceitado, contó con otra situación de gol a los 32 minutos en los pies de Martín Cauteruccio, pero Juan Carlos Olave tuvo una atajada extraordinaria.

Ya en el segundo tiempo el conjunto local acentuó su dominio, tuvo otra chance clara a los 12 minutos en los pies de Blanco, pero otra vez el palo le negó el gol, y después decayó en su nivel, tal como sucedió en el período inicial.

Belgrano, que se paró para jugar de contraataque, tuvo menos tiempo la pelota, pero fue más profundo y hasta generó tres llegadas de peligro por intermedio de Mauro Obolo (22m. y 37m.) y Zelarrayán (27m.).

Sobre el final Mauro Matos, que reemplazó a Cauteruccio, contó con dos chances claras (41m. y 46m.), pero en ambas respondió Olave.

En síntesis, tanto Torrico como Olave, los dos arqueros, fueron los responsables de que el partido terminara con el marcador cerrado.

 

Télam

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here