Natalia LenciDesde la Unión Cívica Radical (UCR) salieron a cuestionar el manejo de los fondos municipales por el gobierno de Carlos Paz Unido, en contrapartida a la visión optimista del oficialismo sobre el balance 2014. “El municipio tiene la deuda corriente más alta de la historia”, resumió Natalia Lenci, candidata a concejala por la lista Juntos por Carlos Paz (UCR-PRO) que postula a Carlos Felpeto para la intendencia.

“La deuda corriente se incrementó en estos años más de un 200%, teniendo en cuenta que en el 2011 la deuda corriente era de 19 millones y hoy es de 50 millones, y pasó en la deuda total sin haber incrementado el capital del municipio de 70 millones a más de 120 millones”, dijo. Y explicó: “la deuda corriente significa la deuda contraída con los proveedores del Estado, siendo para estos últimos una constante peregrinación para poder cobrar deudas de servicios o insumos que son de hace un año atrás”.

“Otros datos que preocupan es que la presión tributaria fue la más escandalosa que la historia de Carlos Paz conozca. En tres años incrementaron los impuestos casi un 300%, aumentando el presupuesto al actual de 500 millones en más del 400% en cuatro años. Todo un récord”, ironizó.

Según Lenci, “en los cuatro años de gobierno, la administración de Avilés va a haber administrado más de mil millones de pesos, del cual sólo se ejecutaron obras por un 3% de lo recaudado, el resto se gastó en la planta de personal, que incrementó desmedidamente con contratos en negro como lo son las becas”.

“En el 2011 el municipio tenía 900 empleados y hoy llegan a los 2000. También se gastó la mayoría del presupuesto en publicidad y marketing”, denunció.

Otra cuestión “altamente preocupante” para la candidata de la UCR-PRO, “es la sugerencia que realizó el Auditor de Gestión en relación a las cuentas de afectación específica como la de obras de gas, obras públicas, expropiación del faldeo de la montaña, entre otras. La propuesta es que los remanentes de esas cuentas vayan a rentas generales cuando los vecinos aportaron para una obra determinada que no fue realizada y que es en la mayoría de los casos”.

En este sentido, se manifestó abiertamente en contra de esta alternativa. “En caso de remanentes en las cuentas específicas por la no ejecución deberían ser devueltas a los contribuyentes en forma de crédito en las tasas municipales”, remarcó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here