El presidente recibió en la Casa Blanca a los reyes en su primer viaje oficial a Estados Unidos, y juntos hablaron de la importancia de la alianza bilateral y repasaron varios asuntos como la situación en Ucrania y la lucha contra el Estado Islámico (EI).

Obama recibió a los reyes Guillermo y Máxima de Holanda - Télam“Holanda ha sido siempre uno de nuestros mayores aliados”, destacó Obama ante los periodistas tras la reunión, celebrada en el Despacho Oval.

El presidente detalló que tuvo la oportunidad de hablar con los reyes de asuntos como la situación en Ucrania, el combate al ébola, la lucha contra el EI y los progresos desde la cumbre de seguridad nuclear celebrada en La Haya, Holanda, el año pasado, informó la agencia de noticias EFE.

Además, Obama expresó a los monarcas su “compromiso” de apoyar a Holanda en la investigación del presunto derribo, en julio pasado, del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, que se trasladaba desde Amsterdam a Kuala Lumpur.

Ese avión, cuyos pasajeros eran en su mayoría holandeses, fue derribado supuestamente por un misil tierra-aire en la región de Donetsk, en el este de Ucrania y controlada por separatistas, que han negado ser responsables del siniestro.

Por su parte, el rey Guillermo ofreció sus condolencias a los ciudadanos de Texas y Oklahoma afectados por las inundaciones en esos estados, al igual que al vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, cuyo hijo mayor, Beau, murió este fin de semana a los 46 años a causa de un tumor cerebral.

El monarca dijo también que Estados Unidos y Holanda están unidos, “hombro con hombro”, en la lucha contra los yihadistas del EI.

La reina Máxima, con un vestido en blanco y negro y un pequeño sombrero negro, estuvo sentada a la izquierda de su marido y no hizo declaraciones.

Antes de su encuentro con Obama, los reyes visitaron a primera hora de la mañana el cementerio de Arlington, a las afueras de Washington, para depositar una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido.

La visita oficial de los monarcas a Estados Unidos, la primera desde que Guillermo llegó al trono, en abril de 2013, continuará mañana en Grand Rapids, en Michigan, el estado que alberga a la mayor comunidad holandesa del país.

El miércoles, en la última etapa de su viaje, el rey Guillermo y la reina Máxima participarán en Chicago, en Illinois, en una cena de negocios con 350 representantes de empresas holandesas y estadounidenses, a la que también prevé asistir el alcalde de esa ciudad, Rahm Emanuel.

Télam

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here