Una vez confirmada la noticia revelada por medios estadounidenses, las Fuerzas de EEUU en Corea del Sur (USFK) anunciaron que habían procedido a destruir la citada muestra de ántrax.

antraxEl ántrax maligno o carbunco es una enfermedad virulenta y contagiosa que está causada por una bacteria.Una vez confirmada la noticia revelada por medios estadounidenses, las Fuerzas de EEUU en Corea del Sur (USFK) anunciaron que habían procedido a destruir la citada muestra de ántrax.

“La muestra enviada a la base de Osan (al sur de Seúl) se destruyó de inmediato tras revelarse que no contenía ántrax inerte tal y como se creía sino la bacteria viva de esta enfermedad”, indicaron las USFK en un comunicado difundido por la agencia de noticias EFE.

Las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur también aseguraron que “no existe riesgo para las personas”, como horas antes ya había asegurado el Pentágono al salir a la luz el inusual caso.

El laboratorio en Dugway, estado de Utah, envió la sustancia altamente contagiosa a la base aérea de Osan, ubicada al sur de Seúl, así como a otros laboratorios en nueve estados estadounidenses, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap citando al propio Pentágono.

De acuerdo a lo informado, las muestras, que en principio debían contener ántrax muerto o inactivo, fueron remitidas entre marzo de 2014 y marzo de 2015.

“No hay riesgo conocido para el público general, y nadie del personal ha mostrado signos de haber estado expuesto. La muestra fue destruida siguiendo los protocolos establecidos”, señaló el coronel Steve Warren, portavoz militar, según informa la agencia de noticias DPA.

Warren explicó que el trabajo del laboratorio formaba parte de una investigación para identificar posibles amenazas biológicas al medio ambiente.

Hay 22 soldados que pudieron entrar en contacto con la sustancia durante el entrenamiento y se les ha brindado “cuidados médicos cautelares”, informaron las autoridades de la base, entre otros la administración de antibióticos.

El Pentágono está trabajando con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos para analizar si pudo haber alguna transferencia “inadvertida”, añadió Warren.

Según las autoridades, se trataba al parecer de una “prueba inactiva” pero que no estaba pensada para realizar un entrenamiento, como creyeron los responsables de la base.

El coronel Warren indicó que se abrió una investigación para determinar lo sucedido y anunció que el Departamento de Defensa ha detenido los envíos de ántrax inactivo hasta que se esclarezcan las causas de lo ocurrido.

Télam

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here