¿El ‘viento de cola’ de Cambiemos en Villa Carlos Paz llega hasta 2019?

Compartir esto
Etiquetas

Por Alejandro Gómez

El vendaval de votos ‘amarillos’ que se registra en cada elección a nivel nacional le valió a Villa Carlos Paz la comparación con Springfield, la ciudad en donde está ambientada la serie de televisión de dibujos animados Los Simpson.

Si bien en rigor el amarillo es el color distintivo del PRO y no de la coalición que también integran la UCR y el Frente Cívico, entre otros partidos, la caracterización cromática quedó ‘pegada’ al espacio que referencia el presidente Mauricio Macri.

En Carlos Paz Cambiemos logró uno de los mejores resultados de todo el país en los pasados comicios legislativos (ver página 4). El 58,5% despertó sonrisas e ilusiones en los dirigentes del espacio que, con cautela, ya comienzan a delinear estrategias de cara a la renovación de autoridades municipales en 2019.

Hay coincidencia en que no es posible extrapolar directamente el apoyo al gobierno nacional a una eventual candidatura local, pero también señalan que el nivel de adhesión es una excelente plataforma de lanzamiento.

Ya sin otra elección en el medio, todas las miradas apuntan a 2019. Sin embargo, articular una propuesta conjunta no pinta sencillo. Hay demasiadas diferencias, no solamente entre los distintos partidos sino dentro de cada uno.

Llegado el caso, el principal problema será resolver las candidaturas. Es que, hoy, no existe en Villa Carlos Paz un dirigente que se identifique plenamente con Cambiemos.

Hay sí, nombres de posibles candidatos. Muchos nombres. En esta lista imaginaria (e incompleta) hay que ubicar a dirigentes del PRO (el coordinador local, Ezequiel Cassino; la legisladora Viviana Massare; y el concejal Marcelo Cuevas), del Frente Cívico (el concejal Walter Gispert), y de la UCR (el presidente del comité Jorge Lassaga, la concejala Natalia Lenci, el gerente de la Anses en Cosquín Daniel Velázquez, el presidente de la Hotelera Rodrigo Serna, y el exintendente Carlos Felpeto). La nómina no acaba ahí. Son solo los que han tenido mayor exposición.

Algunos ya han explicitado sus aspiraciones, mientras que otros no lo descartan y posponen la definición para más adelante.

Confluir en una propuesta unificada pondrá a prueba la capacidad de establecer acuerdos por encima de las apetencias personales.

El escenario que plantean varios dirigentes, respecto a la elección de intendente en 2019, es una especie de Carlos Paz Unido reciclado con un candidato de confianza del actual mandatario, Esteban Avilés, y el resto de los partidos por otro lado.

La fragmentación de la oposición, dicen, alienta las posibilidades del oficialismo de retener el gobierno.

Ahora bien… qué sucedería si Avilés, finalmente, salta a Cambiemos. O a Unión por Córdoba.

Hoy, Avilés surfea por encima de las definiciones y coquetea tanto con el macrismo como con el peronismo. Pero para proyectarse a nivel provincial (parecería que quiere asegurarse ser legislador departamental), tal como es su aspiración, deberá buscar amparo en alguna de las grandes estructuras. Y esta decisión influirá –se verá si poco o mucho- en el armado local.

Para conocer cómo han evaluado el resultado de los comicios y qué piensan hacer hacia 2019, consultamos a dirigentes de los tres espacios que forman parte de Cambiemos en Carlos Paz: Jorge Lassaga, Daniel Velázquez, Rodrigo Serna y Carlos Felpeto (UCR), Walter Gispert (Frente Cívico) y Ezequiel Cassino (PRO). Las respuestas son prueba cabal de las diferencias y de lo complejo que será construir una propuesta en conjunto.

 

Lassaga: “Hay muchos dirigentes que tienen legítimas aspiraciones”

El presidente de la Unión Cívica Radical, Jorge Lassaga, se mostró exultante tras el triunfo de Cambiemos en Villa Carlos Paz.

“Estamos muy contentos. Los números muestran que se cumplió el objetivo y mejoramos el resultado de las PASO llegando al 58% de los votos”, reflexionó en una entrevista con VillaNos Radio.

Calificó a la jornada electoral de “impecable”, y destacó lo realizado por la UCR en materia de fiscalización junto a los otros socios en Cambiemos, el PRO y el Frente Cívico.

“La tarea de fiscalización estuvo perfecta, más allá de algunos desencuentros”, dijo.

Para Lassaga, la victoria “no tiene dueño” a nivel local.

“Fue un triunfo de la sociedad. Ahora hay que ponerse a trabajar fuertemente para lo que viene. En los últimos dos años se ha puesto una vara altísima para el trabajo de los políticos y habrá dirigentes que se adapten a las nuevas exigencias y otros que no”, señaló.

Planteó que dentro de Cambiemos Carlos Paz “hay muchos dirigentes que tienen legítimas aspiraciones” de cara a la elección municipal en 2019, y sostuvo que deberán encontrar las herramientas para resolver las candidaturas, llegado el momento.

“Hay varias herramientas y si no se llega a un acuerdo, lo mejor es buscar los votos”, sugirió, planteando un eventual escenario de interna en Cambiemos.

De todos modos, afirmó que lo más importante es que, “cuando trabajamos todos coordinados se logran los objetivos”.

 

Gispert: “La propuesta para 2019 debe ser más amplia que Cambiemos”

Para el concejal y referente del Frente Cívico, Walter Gispert la elección legislativa ratificó “el apoyo que le vienen dando los carlospacenses a la propuesta de Macri desde 2015”. Y destacó que aquí se logró el segundo mayor porcentaje de la provincia, detrás de Jesús María.

“No hay dueños, ha sido un voto libre de la ciudadanía en apoyo al gobierno nacional.

Ni el PRO, ni la UCR ni el FC han sido determinantes para la victoria”, opinó.

Ahora, afirmó, “hay que ser inteligentes y construir una fuerza” que pueda ser alternativa en 2019 tanto a nivel provincial como local. “Cambiemos necesita una discusión para definir, por acuerdo o por internas, quiénes van a ser los candidatos”, dijo. Y planteó que si bien en lo nacional hay consenso “sin mayores dificultades”, la cuestión se complica cuando hay que bajar estos acuerdos “a nivel provincial y local”.

En este sentido, puso como ejemplo que “hay sectores” que no reconocen la mesa Cambiemos Carlos Paz, integrada por la orgánica de cada partido.

Sobre 2019 expresó su voluntad de “ir como Cambiemos, pero también lo pensábamos para el defensor del Pueblo. En ese caso hicimos muchos esfuerzos pero no se pudo dar”.

Desde su perspectiva planteó, además, que para 2019 se debería construir un espacio “más amplio que Cambiemos, con todos los sectores que quieran construir una alternativa participativa”, al estilo del Carlos Unido de 2011 que nació “con una fuerte concepción de equipo y pluralidad, y que se mantuvo hasta 2015 cuando Avilés decidió dinamitarlo y hacer un culto al personalismo”.

Respecto a una eventual candidatura suya, afirmó que recién se va a expresar sobre el tema “en agosto de 2018”, después que Avilés de su último discurso de apertura sesiones legislativas.

 

Serna: “Es un error hablar ya de candidaturas”

El empresario y dirigente hotelero y exlegislador provincial, Rodrigo Serna, también evitó definir si buscará ser candidato a intendente en 2019. “Es un error hablar ya de candidaturas, cuando la ciudad está atravesada por muchísimos problemas”, afirmó.

En cuanto a la construcción de la propuesta para los comicios municipales, coincidió con Gispert en que debería ser más amplia que Cambiemos e incluir otros sectores que están trabajando activamente en Carlos Paz.

 

Cassino: “En el PRO ya estamos trabajando para la elección de intendente en 2019”

“Estamos muy contentos. El resultado fue contundente a nivel nacional, provincial y mucho más a nivel local donde se logró un porcentaje por encima del promedio, y eso nos indica que vamos por el camino correcto”, reflexionó Ezequiel Cassino, coordinador del PRO en Villa Carlos Paz, sobre las elecciones legislativas.

En una entrevista con VillaNos Radio, opinó que si bien “los partidos hemos hecho un esfuerzo más que lo normal, el triunfo se debe a mucha gente que no está militando en ninguno y se ha acercado para colaborar con la campaña y los timbreos”.

Tras aclarar que la relación con los otros socios en Cambiemos, el radicalismo y el Frente Cívico, “es inmejorable, tenemos muy buen diálogo y confluimos en muchos proyectos”, adelantó que, con miras a 2019, “estamos fortaleciendo el PRO y ya estamos trabajando para la intendencia”.

“Es probable que vayamos como Cambiemos, y en ese caso se verá cómo resolver el tema de las candidaturas, pero todavía no lo sabemos”, expresó, y dejó abierta la puerta para la posibilidad de que el PRO encare la renovación de autoridades municipales por fuera de la alianza.

En cuanto a los posibles candidatos, reconoció que tiene sus aspiraciones, pero también nombró a dirigentes como la legisladora Viviana Massare o el concejal Marcelo Cuevas.

“Es muy prematuro hablar de candidatos, pero mientras trabajemos en equipo las aspiraciones personales pierden relevancia”, afirmó.

En este punto se refirió a la relación con Cuevas, con cuyo sector del PRO han tenido importantes diferencias y, de hecho, han trabajado por vías separadas.

“La idea es trabajar juntos y sin dudas debemos aunar esfuerzos. Creo que para ese lado vamos”, remarcó.

 

Felpeto: “Candidato no es el que quiere sino el que puede”

El exintendente Carlos Felpeto se mostró satisfecho por los resultados conseguidos por Cambiemos en los comicios legislativos y afirmó que la provincia de Córdoba, y particularmente Villa Carlos Paz, le dieron un “masivo apoyo” al presidente Mauricio Macri.

A nivel local consideró que, “no hay un dirigente que se pueda adjudicar la victoria”.

“El dueño del triunfo es el votante, es la sociedad, los dirigentes somos meros trasmisores de opiniones, reflexiones o propuestas”, aclaró en una entrevista con VillaNos Radio.

Sobre la posibilidad de que Cambiemos pueda presentar una propuesta para la intendencia de Carlos Paz, en 2019, la condicionó a que, “todos los dirigentes tengan la vocación de tener una propuesta para la villa y que todos nos sumemos para un trabajo común”.

“No es fácil pero es posible. Hay que tener vocación y decisión. Vamos a ver cómo nos comportamos todos”, insistió.

En esta línea, no descartó volver a presentarse como candidato. “Hay que evaluarlo muy bien y ver qué quiere la sociedad. Ahora seguramente saldrán los de siempre a golpearme o a pegarme en las redes sociales”, dijo, sabedor del impacto de sus palabras.

De todos modos, respecto a los candidatos enfatizó que “no es el que quiera sino el que pueda”.

“No es algo fácil de definir, e incluso van a pujar hasta el final. Hay que ver si hay vocación de diálogo entre todos los sectores, y se deja de lado eso de mi límite es ese, o mi límite es el otro”, insistió.

En cuanto a la posibilidad de construir una alianza más amplia que Cambiemos, sumando otros espacios, Felpeto se mostró escéptico.

“Está visto que los frentes no dan mucho resultado en Carlos Paz. No es que yo descrea, es lo que ha pasado en la villa. Unión por Córdoba en 1999 fue un frente y así terminó. Y el actual Carlos Paz Unido no está tan unido y tiene distintas versiones en su matriz”, señaló.

 

Velázquez: “Me gustaría ser intendente”

Daniel Velázquez, actual gerente de la Anses en Cosquín y expresidente de la UCR carlospacense, evaluó que la performance electoral de Cambiemos a nivel local “no ha sido una cuestión de méritos personales”.

“Nadie se puede adjudicar este triunfo. Hubo una actitud de la ciudadanía en producir un cambio a un modelo de gobernar. Y en función de eso, la marca Cambiemos representa lo que la gente venía pidiendo”, dijo a VillaNos Radio.

Para 2019, señaló que se viene “una nueva forma de encarar la oferta política”.

Adelantó que, “se está trabajando de manera tal que sin perder la independencia de los partidos, Cambiemos tenga autoridades propias, incluso en la juventud”. Y en este marco, aseguró que la elección de los candidatos se tomaría tomando en cuenta sondeos de opinión y encuestas.

“Quien tenga mejor consenso será candidato”, dijo, y aclaró que ese esquema de definiciones que bajaría del nivel nacional al provincial y local “se está evaluando, todavía no está definido”.

Específicamente sobre la realidad de Cambiemos en Carlos Paz advirtió que, “hay una situación de ruptura interna en todos los partidos”, y puso como ejemplo a su sector, Confluencia Radical: “nosotros no reconocemos a la mesa que se conformó”.

Sin embargo, no descartó la posibilidad de un acuerdo: “si hay una decisión orgánica nacional habrá que barajar y dar de nuevo, dejando las diferencias políticas y personales de lado para abrir el dialogo”.

Consideró, sobre la renovación de autoridades municipales, que como Avilés no puede ser reelecto “muchos dirigentes estamos en las mismas condiciones”.

“Me anoto en la lista. Me gustaría en esta oportunidad ejercer el cargo de intendente. De cualquier manera hay que esperar y si las encuestas no son las que uno pretende apoyaré al que resulte mejor posicionado”, refrendó.

 

Quaranta: “Si creen que el resultado en Carlos Paz se debe a una cuestión local, se están confundiendo”

Carlos Quaranta, integrante de la conducción del Partido Justicialista de Villa Carlos Paz, realizó un balance de las elecciones legislativas y relativizó su impacto de cara a 2019. En cuanto a Carlos Paz, y en lo que se leyó como un mensaje para los dirigentes de Cambiemos, sostuvo que, “si creen que los resultados tienen que ver con una cuestión local, están confundidos”.

“No se puede hacer un análisis de los resultados en Carlos Paz sin tener en cuenta que se trató de una elección nacionalizada, donde el perfil de los votantes estuvo ligado a mantener el cambio o volver a lo anterior. Es la forma en que la gente ha visto la elección, y esto le ha traído problemas al justicialismo. Córdoba no está exenta y fue difícil terciar en esa situación y plantear que no se elegía presidente si no diputados para que representen a la provincia en el Congreso”, dijo a VillaNos Radio.

En nuestra ciudad, Cambiemos sacó el 58,5% de los votos, contra el 20,9 que consiguió Unión por Córdoba.

“Si creen que el resultado en Carlos Paz se debe a la cuestión local, se están confundiendo. La fuerza de Cambiemos tiene que ver con la marca y un discurso nacional que nada tiene que ver con el planteo local”, advirtió.

Valoró asimismo, a pesar de la derrota, la performance electoral del peronismo: “Hemos hecho mejor elección que en 2015, cuando en la general sacamos el 18%. Ahora llegamos al 21% y eso es importante”.

En cuanto al impacto para 2019 opinó que, “sería apresurado pensar que el resultado del domingo marque la tendencia”.

“Desde Unión por Córdoba debemos ver que ha sido una elección donde Macri logró un respaldo abrumador, pero la gente cambia el voto cuando elige presidente, gobernador, legisladores e intendente”, dijo. Y arriesgó que si bien en Cambiemos la conformación de la lista para diputados no fue tan problemática “porque había varios lugares”, la cosa será distinta entre los socios cuando deban definir quién será el candidato a gobernador.

“Eso mismo se traslada a lo local. Hoy trabajaron juntos, pero son fuerzas muy disímiles. Y nosotros en el justicialismo esa situación no la tenemos”, subrayó.

Sobre esta realidad, “lo que queda es dar vuelta la página y entender lo que la ciudadanía nos está marcando”.

“Estuvimos pensando exclusivamente en esta elección. De aquí en adelante cerraremos el año y comenzaremos a pensar en 2019 y comenzaremos a delinear el trabajo”, concluyó.

 

Velázquez vs Felpeto

Quizá el único (y bochornoso) incidente que ocurrió el domingo pasado en el marco de las elecciones estuvo protagonizado por los radicales Daniel Velázquez y Carlos Felpeto, quien tuvieron una airada discusión en la escuela Carlos Paz que incluyó (por parte del actual gerente de la Anses en Cosquín), una invitación a pelear a golpes de puño.

“Se presentó mesa por mesa preguntando sobre la situación, como manteniendo un perfil de estar por arriba de todos y lo invité a salir en otros términos”, reconoció Velázquez. Y aunque dijo que no quería justificar su reacción, sostuvo que Felpeto “es el único responsable de la peor elección de la historia del radicalismo en Carlos Paz, en 2015”.

“El pueblo le dio la espalda, entonces tiene que deponer su actitud pero lejos de eso quiere seguir teniendo protagonismo. Su tiempo ya fue, y si no se da cuenta hay que hacérselo saber”, afirmó.

Contó, además, que luego pidió disculpas por lo sucedido “a las autoridades de mesa y la gente” que presenció la discusión.

Felpeto también se refirió al episodio. “Lo único que generó es puterío de bajo nivel. No lo puedo expresar de otra manera”, dijo.

“¿Sabe cuál fue el problema? Cuando ingresé al colegio el señor Velázquez estaba hablando con otra persona. Los saludé y después saludé a los fiscales y presidentes de mesa. Después me hizo una nota en vivo un periodista y cuando vio eso se ve que le saltaron los tapones en la cabeza y comenzó a agredirme, y a decir que yo no podía estar allí. Eso fue lo que pasó”, relató. Y apuntó contra Velázquez: “Las dos veces que fue concejal fue porque iba en la lista de Carlos Felpeto y después me sale a denostar.

No sé a quién le está haciendo el favor. No sé si soy absolutamente claro.

A mí la gente me conoce y sabe que no soy un tipo agresivo ni un violento y que no ando por la calle haciendo tonterías”.

 

Nota correspondiente a la edición n° 489 del semanario La Jornada, del 29 de octubre de 2017.

Deja un comentario

Aclaración: La Jornada Web no se hace responsable de los comentarios y opiniones vertidos en los espacios cedidos para tal fin en este sitio. Apelamos al sentido común de nuestros lectores, y advertimos que los mensajes ofensivos, violentos, de mal gusto y aquellos que contengan acusaciones de delitos (el lugar para hacer este tipo de denuncias es la Justicia), serán eliminados directamente. Usemos el espacio para debatir, coincidir o disentir, con respeto. Muchas gracias. XHTML: Puede usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>