Enfático rechazo de vecinos al basural y a la construcción del Centro Ambiental

Publicidad

El domingo pasado tuvo lugar en la plaza de Villa San Nicolás (Malagueño), una autoconvocatoria vecinal con el objetivo de informarse y organizarse respecto a la problemática que genera en toda la zona la presencia del basural a cielo abierto que administra el municipio de Villa Carlos Paz en el predio ubicado a la vera de la autopista a Córdoba.

El encuentro contó con la participación de numerosos vecinos de San Nicolás, TierrAlta, Mariano Moreno, La Arbolada, Lote Joven, Valle del Golf, Causana y los barrios carlospacenses Costa Azul Norte y Sur.

Como conclusión, los vecinos expresaron un explícito y enfático rechazo tanto al actual basural como a la radicación del promocionado Centro Ambiental. En este sentido aseguran que de materializarse dicha propuesta “el ambiente se verá aún más dañado, la calidad del aire disminuirá y el agua subterránea y superficial se verá contaminadas, siendo que en la zona todos los barrios consumen agua de pozo”.

“Recién ahora se toma conciencia. El humo nos despertó a todos y disparó la protesta”, dijo Lucas Bettiol, vecino de San Nicolás, en alusión al incendio que se desató en el basural y advirtió que, “no sabíamos hasta la semana pasada que querían hacer un Centro Ambiental en el mismo lugar”.

“Nos oponemos totalmente. El actual basural funciona hace 50 años y el nuevo será al menos por 20 años. Pero si al día de hoy no puedan controlar un incendio lo más probable es que siga contaminando”, afirmó a VillaNos Radio 100.7. Puso el foco sobre los mecanismos de control y planteó directamente que, “no existen; el que controla es el municipio de Carlos Paz, Malagueño no aparece”.

Tras la reunión se comenzó a conformar una comisión que tendrá como objetivo definir acciones concretas. Advertido sobre lo avanzado que está el proyecto del Centro Ambiental (las obras ya están licitadas por el ministerio de Turismo de la nación y se espera que la firma de los contratos respectivos se concrete pronto para que las obras se inicien en abril o mayo próximos), Bettiol sostuvo que, “será una lucha parecida a lo que pasó con Monsanto (Malvinas Argentinas), o los basurales de Bouwer y barrio Santa Ana”.

“Sabemos que está aprobado pero tenemos el antecedente de Monsanto que se logró frenar y nosotros esperamos poder frenar esto”, insistió.

Argumentó, además, que las autoridades “no están dimensionando ni el impacto ambiental ni el social”.

“La población de San Nicolás no estuvo incluida en el Estudio de Impacto Ambiental y estamos a menos de 1 km. TierrAlta está más cerca. Las autoridades de Carlos Paz y Malagueño minimizan lo que está pasando en el basural”, denunció.

“Estamos medio solos y entendemos que la solución del tema pasa por lo legal. La comisión definirá cómo y cuándo. Estamos corriendo con los tiempos”, indicó.

 

Nota correspondiente a la edición n° 451 del semanario La Jornada, del 05 de febrero de 2017.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here