Este jueves, el intendente Daniel Gómez Gesteira recibió en su despacho al recientemente asumido defensor del Pueblo, Víctor Curvino, y al defensor Adjunto, Jorge Álvarez.

La reunión, que inicialmente podría considerarse meramente protocolar, llamó la atención por los mensajes difundidos a su término por ambas partes.

‘Recibí al Defensor del Pueblo Víctor Curvino y Defensor Adjunto Jorge Álvarez con quienes intercambiamos miradas sobre las temáticas centrales de la ciudad, y una coordinación a futuro de acuerdo a las competencias de cada uno’, escribió Gómez Gesteira en sus redes sociales.

Desde la cuenta de la defensoría, en tanto, se planteó que durante el encuentro ‘coordinaron y planificaron estrategias a futuro para trabajar en los distintos reclamos que tienen los vecinos de la ciudad’.

La cuestión es que la defensoría del Pueblo no está pensada como un apéndice político del gobierno de turno (aunque en la última gestión haya funcionado de esa manera) sino como un organismo totalmente independiente ‘que actúa con plena autonomía funcional, sin recibir instrucciones de otra autoridad’.

Es más, la Carta Orgánica fija, como primera misión del organismo, la defensa de los derechos de los vecinos ‘ante hechos, actos u omisiones de la administración pública municipal’.

De allí que resulte al menos curioso este anuncio de un trabajo ‘coordinado’ entre quien debe controlar y quien debe ser controlado.

De todos modos, y aunque es de público conocimiento que Curvino fue el candidato que puso el oficialismo municipal para la elección del defensor del Pueblo, habrá que esperar a ver cómo se materializan estos ‘acuerdos’ que se anuncian de manera sonriente, cuando las problemáticas a abordar hayan sido provocadas o requieran la intervención del municipio.

Fines de la defensoría del Pueblo

Artículo 171 de la Carta Orgánica Municipal: La Defensoría del Pueblo es un organismo independiente que actúa con plena autonomía funcional, sin recibir instrucciones de otra autoridad. Su misión es la defensa y protección de los derechos humanos y demás derechos, garantías e intereses tutelados en la Constitución Nacional, Constitución Provincial, esta Carta Orgánica, leyes y ordenanzas, ante hechos, actos u omisiones de la administración pública municipal. Supervisa la eficacia de la prestación de los servicios públicos y la aplicación de las ordenanzas y demás disposiciones.

Tendrá a su cargo, en el ámbito del ejido municipal, la defensa de los derechos de la niña, el niño y el adolescente y velará por la protección y promoción de sus derechos, consagrados en la Constitución Nacional y en la Convención sobre los Derechos del Niño, leyes nacionales y provinciales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here