Un sorprendente hallazgo tuvo lugar durante el desarrollo del proyecto municipal ‘Icho Cruz, tierra de Camiare’, realizado junto con el Museo Histórico Icho Cruz sobre la recuperación y puesta en valor del patrimonio de la localidad del sur de Punilla.

El pasado miércoles se realizó un sondeo sobre las márgenes de una calle del barrio Altos de Icho Cruz, encabezado por la Dra. Gisela Sario quien viene trabajando con su equipo en el proyecto arqueológico Punilla Sur, el CONICET y la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Córdoba. 

En este marco se hallaron restos óseos humanos de un individuo adulto que vivió hace más de 600 años. En asociación se encontraron artefactos de piedra y huesos faunísticos de especies autóctonas (probablemente guanaco). Es de destacar que el lugar del hallazgo corre riesgo de destrucción, por lo que fue necesaria la extracción de los restos.

Según destacaron las autoridades, este es el primer hallazgo con intervención científica que se ha realizado en Icho Cruz. Los estudios bioantropológicos correspondientes a los restos óseos serán puestos a disposición de las comunidades originarias para su reentierro en un lugar sin riesgo de destrucción.

‘Es fundamental conocer y proteger el legado de las comunidades prehispánicas, fortaleciendo el sentido de pertenencia, y respetando y conservando el patrimonio arqueológico de nuestro pueblo, como así también difundir el conocimiento generado a partir de las investigaciones’, afirmaron.

Las tareas fueron ejecutadas por el equipo de investigación, dirigido por la Dra. Gisela Sario, junto a las Lic. Macarena Traktman y Florencia Costantino, Soraya Montero y Liliana Vilte; con la participación de integrantes del Museo Municipal de Icho Cruz, Patricia Alonso, Lautaro Concha Boary, Daniel Costa; y de la Fundación Ecosoam, Mario Mora.

La municipalidad agradeció también la hospitalidad de los vecinos Roberto Pedro Dalmasso y Clorinda Francisca Longo.

Las tareas continuaron este martes, incluyendo las presencias de los bioantropólogos Dr. Rodrigo Nores (investigador del CONICET y docente de la FFyH, UNC) y el Lic. Darío Ramírez (becario doctoral CONICET), el arqueólogo Dr. Sebastián Pastor (investigador del CONICET) y el Lic. Luis Tissera (arqueólogo del área de Patrimonio de la Provincia de Córdoba).

‘Una vez finalizadas las tareas de extracción los restos humanos se trasladarán a la Reserva y Laboratorio Arqueológico Achala Sacate’, precisó Sario.

Los restos humanos serán analizados por bioarqueólogos y bioantropólogos del Instituto de Antropología de Córdoba (IDACOR-CONICET) para determinar sexo biológico, estimar edad, identificar patologías y abordar otras líneas de evidencia, tales como estudio de dieta y de ADN antiguo para conocer sobre la historia evolutiva de las poblaciones que habitaron la región.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here