Ante el marcado aumento de contagios por coronavirus en las últimas semanas, desde la Sociedad de Terapia Intensiva de Córdoba (STIC), se mostraron conformes con las medidas que restringen la circulación, pero advirtieron por la necesidad de cumplir protocolos ante la suba de pacientes que requieren internación y alertaron por la ocupación de camas en las terapias.

Este año iniciamos la segunda ola con una ocupación base del 40% por pacientes con patología crónicas no Covid. Tenemos algunas áreas del interior y algunas de Córdoba capital que anoche ya estaban casi completas. Pese a que aún no estamos en situación crítica y se pueden conseguir camas”, aseguró Andrés Peñaloza, el presidente de la STIC, al programa Pensavalle Informa de Radio Universidad.

En ese sentido, Peñaloza advirtió que este año hay una ocupación mayor de camas en el sistema sanitario por pacientes con patologías no relacionadas a la pandemia de coronavirus lo que hace que ya haya algunos lugares con terapias casi completas, pese a que aún no hay una situación de emergencia.

Además, el titular de la STIC, aseguró que la llegada de las nuevas cepas y variantes del coronavirus, tienen dos características muy peligrosas; mayor transmisibilidad y mayor letalidad.

Este año estamos viendo más casos graves en jóvenes de entre 30 y 50 años a diferencia de lo que pasaba el año pasado donde eran los adultos mayores los más críticos. Además, antes las complicaciones aparecían alrededor del séptimo día de contagio, ahora aparecen en el segundo o tercero”, advirtió Peñaloza.

Restricciones

En relación al anuncio de nuevas restricciones de circulación anunciadas este miércoles por el gobierno nacional, el prefesional se mostró conforme, pero pidió también profundizar los cuidados de la gente en cuanto a los protocolos.

“Estamos de acuerdo, había que tomar medidas sí o sí, pero también se deben cumplir las medidas básicas de distanciamiento y uso de barbijos y debemos sumarle una conducta social en la que se tiene que evitar concurrir a reuniones o lugares con mucha gente. Sin dudas la liberación de actividades y la irresponsabilidad de ciertos sectores sociales, ha hecho que el volumen de casos que estamos teniendo sea incluso mayor al del año pasado”, 

Agotamiento del personal

Por otra parte, Peñaloza aseguró que desde el punto de vista personal, “los terapistas están muy cansados psíquica y mentalmente”.

“Venimos de un año de mucho trabajo y poco descanso y por otra parte venimos también con retribuciones salariales bajas. Afrontar la pandemia es muy difícil, hay muchos factores que psicológicamente nos afectan y nos dañan, incluso conozco muchos casos de colegas que están abandonando la especialidad de terapia intensiva. Es sumamente desbordante desde el punto de vista físico y emocional”, cerró el especialista.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here